ASESINATO DEL PERIODISTA JAVIER VALDEZ CÁRDENAS

Jesús Javier Valdez Cárdenas, el sexto periodista asesinado en México en lo que va de 2017.- CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El periodista Jesús Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce y corresponsal del diario La Jornada, fue asesinado en Culiacán, Sinaloa.

Por: Alvaro López EDICIONES ICONO.- Réplica de Redacción de PROCESO.- El cadáver de la víctima quedó tendido a unos metros del semanario donde trabajaba, sobre la calle Riva Palacio, entre Juan José Ríos y Epitacio Osuna, en la colonia Jorge Almada, con disparos en la cabeza y cuerpo. Luego del ataque, el vehículo de Javier Valdez supuestamente fue localizado a unas calles del lugar del crimen, entre Francisco I. Madero y Aquiles Serdán, donde también se hallaron 12 casquillos de arma corta. Al sitio donde quedó el cuerpo del periodista arribaron militares y elementos de la policía para asegurar el área, mientras peritos de la Procuraduría General de Justicia del estado de Sinaloa se encargaron de levantar registros y realizar labores de campo.

El cadáver de Valdez, nacido en Culiacán Rosales el 14 de abril de 1967, fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo). El sinaloense se convirtió en el sexto periodista asesinado en lo que va de 2017. El pasado 2 de marzo fue ejecutado Cecilio Pineda Brito, periodista independiente en Guerrero y colaborador de La Jornada, y el 19 del mismo mes, en Veracruz, le quitaron la vida al columnista Ricardo Monlui, director del diario El Político y columnista de temas de la industria cañera en el Diario de Xalapa.

México país gobernado por CRIMINALES, organizaciones muy por arriba del ESTADO

Cuatro días después, el 23 de marzo, mataron a Miroslava Breach, reportera del periódico La Jornada en la capital de Chihuahua. El 14 de abril fue asesinado en La Paz, Baja California Sur, Maximino Rodríguez, y el 2 de mayo Filiberto Álvarez, reportero de una radio de Morelos. A principios de los 90, Valdez fue reportero de los noticieros televisivos del Canal 3, en Culiacán. Posteriormente ingresó al periódico Noroeste y desde 1998 fue corresponsal de La Jornada. Entre los galardones que obtuvo destacan el Premio Sinaloa de Periodismo y el International Press Freedom Award del Comité para la Protección de Periodistas, con base en Nueva York. Algunas de sus crónicas fueron publicadas en revistas como Proceso, Gatopardo y Emeequis.

Este mismo lunes, antes de morir asesinado, Valdez envío a La Jornada una nota sobre la protesta de maestros que exigían justicia por sus compañeros asesinados. A principios de mayo, el periodista sinaloense –también corresponsal de la agencia francesa AFP– había enviado un reportaje al mismo rotativo con el título: “El compadre de El Chapo, su peor enemigo”, donde narraba cómo Dámaso López Núñez, El Licenciado, había ayudado a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera a escapar del penal de Puente Grande, Jalisco. La nota conjunta, también firmada por Gustavo Carrillo, señalaba, entre otras cosas, que López Núñez “fue policía ministerial en Sinaloa, pero su trayectoria cobró relevancia en enero de 2001 al permitir, como jefe de seguridad del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2, Puente Grande, en Jalisco, que Joaquín El Chapo Guzmán Loera se convirtiera en el primer reo en fugarse de una prisión de máxima seguridad en México”.

Precisó: “La amistad de López Núñez con El Chapo creció hasta llegar al compadrazgo, y luego de ello El Licenciado se convirtió en uno de los hombres de mayor confianza y presuntamente en el sucesor de Guzmán Loera tras su extradición a Estados Unidos, en enero de este año”.

Apenas en octubre pasado, Valdez dijo a la agencia EFE que el periodismo “valiente” y “digno” que se hace en México “no tiene sociedad alrededor, está solo”, y por eso cada vez es más escaso en un país donde el crimen organizado y los gobiernos corruptos imponen el silencio a punta de bala o dinero.

Descance en Paz… #EDICIONESICONO
http://CirculodeJalisco.WordPress.com/

Anuncios

Tiempo de Savater

“A diferencia de la estética, la ética nunca cambia”:

Fernando Savater

Por:  | 11:08 p.m. | 19 de Octubre del 2012

El español habla de paz, periodismo, Internet, política y ética.

Fernando Savater viene al país para dar un   discurso en la entrega del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

Las ideas del escritor y filósofo español Fernando Savater, reconocido en todo el mundo por libros como  Ética para Amador , siempre son un faro en la oscuridad. Iluminan campos como la política y el periodismo, temas obligados en esta entrevista, antes de participar como orador principal en la entrega del Premio de Periodismo Simón Bolívar, el próximo martes, en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, en Bogotá.

¿Cómo ve el periodismo de hoy?

Creo que el periodismo continúa y que hay grandes medios de comunicación, tanto impresos como por imágenes o radiofónicos. Lo que pasa es que hoy nosotros también nos hemos vuelto muy exigentes. Es decir, exigimos a la vez una información constante, de primer orden, y también con una capacidad de interpretación adecuada de las noticias, y eso, como es lógico, no es fácil de encontrar.

¿Qué desafíos plantea Internet para el periodismo actual?

Internet es un medio, como lo es la imprenta o como lo es la imagen. Internet no informa en sí mismo, los que informan son personas que lo utilizan; y dentro de eso, hay personas honradas, meticulosas, exigentes, y hay embaucadores y mentirosos. En Internet hay los mismos intereses económicos que afuera,y está lleno de falsedades y también de descubrimientos. Así como puede facilitar la confusión y el error, puede ayudar a los buenos periodistas a que hagan mejor su trabajo.

¿Cree que sobrevivirán los medios impresos al embate de la tecnología?

Es difícil de decir. Yo, sinceramente, en esto soy poco optimista. Para mí, naturalmente, el periódico impreso es la forma por antonomasia del periodismo, pero creo que no tiene mucho futuro. Poco a poco, los medios impresos y periódicos irán apareciendo cada vez más en forma  online , de manera virtual. Es algo que cada vez más va ocurriendo y creo que, dentro de 15 o 20 años, probablemente todos los medios de comunicación serán, fundamentalmente, vía Internet.

¿Es posible conservar el papel de los medios como veedores de lo público?

Sí, claro, no solamente es posible, sino imprescindible, porque Internet tiene grandes posibilidades y también grandes amenazas. No puede pensarse que Internet, por sí mismo, se va a convertir en una fuente fiable de información. Son los periodistas, utilizando Internet, con conciencia de los intereses de los ciudadanos y también de los intereses del mantenimiento de valores importantes transnacionales, como derechos humanos, etc., los que van a conseguir y mantener la información.

¿Son las redes sociales un mal necesario hoy o son el gran invento del siglo XXI?

Las redes sociales son una de las posibilidades de Internet, ayudan a las personas de un modo u otro, les dan la posibilidad de conectarse con otras personas, de desarrollar relaciones, de reforzar identidades personales, pero luego también son, a veces, una pérdida de tiempo y, otras veces, algo que permite a personas sin escrúpulos hacer el mal. No hay ningún juicio total en esto: todo lo que encierra una posibilidad encierra una amenaza.

¿Ha ensayado el libro electrónico?

Leo cosas electrónicamente, sobre todo enciclopedias, obras de consulta, revistas de mi especialidad, todo eso que antes ocupaba un espacio enorme en las casas; hoy prefiero llegar a ellas por vía electrónica. Ya no me compraría una enciclopedia de 30 tomos. Pero, en cambio, las novelas, la poesía, las obras de creación prefiero leerlas en papel. He sido educado en el libro de papel y me parece que es un extraordinario invento. Un amigo mío dice que si el libro impreso se hubiera inventado después del computador, todo el mundo hubiera creído que era un gran progreso. Pero, claro, comprendo también que soy de una generación que se ha educado así.

¿Usa redes como Facebook o Twitter?

No, eso me parece, de momento, una perdedera de tiempo. Leo los blogs de algunos amigos y accedo a informaciones que me divierten, como, por ejemplo, las carreras de caballos, que me encantan. Pero las redes sociales, sinceramente, me parece que roban mucho tiempo y aportan poco.

¿Todavía lee el periódico físico por la mañana, con el café?

Ahora soy peor, porque lo leo dos veces. Cuando me despierto por las mañanas, leo todos los periódicos en el iPad. Después me levanto, desayuno, bajo al quiosco, compro otra vez todos los periódicos y los vuelvo a leer impresos. O sea, he multiplicado el tiempo que dedico al periodismo (risas).

La paz, la crisis y la ética

¿Cómo ve el anuncio de unos diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc?

Ojalá que todo acabe bien, de una manera justa. La paz es importante, pero también es importante que no haya impunidad para los delitos y que, de alguna forma, el Estado mantenga su predominio. No se puede poner en el mismo plano al Estado y a bandas de delincuentes, como es el caso de las Farc. Yo espero que, finalmente, las Farc cedan en su violencia, se integren en el Estado, acepten los castigos que haya que imponer a quienes hayan cometido delitos y que el país se vea libre de ese mal.

Al renacer los aires independentistas de Cataluña, ¿se podrían vislumbrar unos ‘Estados Unidos de España’?

Todo eso es muy especulativo. De momento, eso no existe. Los países tienen ciudadanos de diferentes regiones, pero de todas formas parten de una unidad del Estado. Sabemos que los nacionalistas no quieren formar unos ‘estados unidos’, sino unos estados desunidos, más bien. Cataluña es la parte de España más endeudada, peor administrada, con más déficit. Es una forma de encubrir la incompetencia y la insolidaridad con un revestimiento nacional. Hay que recordar en este caso la célebre frase de Samuel Johnson cuando decía que “el patriotismo es el último refugio de los bribones”.

¿Es optimista frente a la crisis europea?

El optimista es un realista, pero mal informado. Yo soy de los realistas bien informados, y por lo tanto creo que las circunstancias son difíciles, pero no por ninguna maldición de los cielos, sino porque se han cometido abusos, se ha dejado libre el funcionamiento de fuerzas con tendencia a la depredación, como pueden ser los grandes grupos financieros, y también se ha dejado un aumento del gasto y del derroche públicos.

¿Obama o Romney?

Sin duda, Obama. Me parece que ha sido un presidente en la línea de los mejores presidentes de los Estados Unidos; evidentemente, no ha cumplido las desaforadas y las ingenuas predicciones que hubo en un momento hacia él -se le llegó a considerar una especie de divinidad-. Evidentemente, ha sido un presidente real, con aciertos y fallas, pero creo que en general ha sido un mandatario que ha tenido muchos más aciertos y que, por supuesto, en un segundo mandato llegaría a hacer muchas de las cosas que no pudo en el primero.

En su nuevo libro dialoga con jóvenes, ¿cómo encuentra a la juventud?

Los jóvenes son muy distintos y tienen una vinculación diferente con el estudio, con el conocimiento, con su trabajo. Encontré jóvenes inquietos que tienen acceso a mayores y sofisticadas fuentes de información, diferentes a las que teníamos nosotros a su edad. Muchos de ellos tienen una capacidad de argumentar o de razonar de primer orden. Es verdad que, como todos los demás ciudadanos, están influidos por los medios de comunicación, por lo que escuchan, por el ambiente informativo en que se mueven. Pero los grupos que encontré me interesaron mucho. No sé si yo los hice pensar a ellos, pero ellos me hicieron pensar a mí.¿La percepción de la ética de un joven de hoy es distinta a la del pasado?

No, la ética no cambia. A diferencia de la estética, que es transformación, y su valor es la novedad, el cambio, los principios éticos son estables. De ahí que un libro teórico sobre ética, como  ‘Ética para Amador’, , se haya mantenido vigente durante 20 años. Si las cosas cambiaran, cada cinco años habría tratados de ética distintos. La ética es, de alguna forma, una reflexión sobre la libertad y el reconocimiento de lo humano por lo humano, y eso es estable a lo largo del tiempo, naturalmente con matices. Por ejemplo, Internet plantea unos problemas éticos que Aristóteles no se planteaba, porque, claro, no llegó a conocer ese medio de comunicación. Es decir, cambian los problemas, pero la perspectiva moral, en buena medida, sigue siendo idéntica.

Pese al desprestigio de la política, usted es un fiel defensor de ella. ¿Por qué?

Porque la política es la base de la democracia. La democracia es la transformación en políticos de todos los ciudadanos. Y mientras en las dictaduras, las autocracias y en otro tipo de regímenes secuestran el gobierno y la gestión de lo común para un pequeño grupo, la democracia es extender a todos los ciudadanos la necesidad de participar y de intervenir en la gestión de lo público. Eso es lo que se llama político; por lo tanto, sin política no hay democracia. Luego están los políticos, que pueden ser buenos o malos, como también hay médicos buenos y malos.

¿Por qué es importante la ética?

Cualquier ser humano racional que sabe que es libre y que tiene que argumentar sus motivos de acción debe preocuparse por la ética. La ética no es más que una perspectiva de reflexión sobre nuestra actividad libre, que es obligatoria. Todos tenemos que elegir lo que vamos a hacer, nuestros proyectos, formas de convivencia y valores, a qué le vamos a dar prioridad.

La urgencia de su nuevo libro

Después de ‘ética para amador’, ‘Ética de urgencia’.

Dos décadas después de su exitoso ensayo ‘Ética para Amador’, Savater insiste en el tema de los valores, la libertad, las motivaciones, pero incluye la palabra ‘urgencia’ en el título. ¿Por qué? “Precisamente para distinguirlo de ese otro nivel teórico de referente que era ‘Ética para Amador’ -dice el autor-, que era un libro que se distanciaba un poco del presente (…) Era un libro teórico, y, por lo tanto más intemporal. Pero hoy, de lo que estamos hablando es: ‘¿qué hacemos?, ¿qué postura vamos a tomar?, ¿cómo vamos a responder ante los retos del presente?’. De ahí, esa palabra de urgencia”.

Carlos Restrepo 

Cultura y Entretenimiento

Martha Higareda…. “… cuidaría los medios…”

El pasado 24 de junio en la portada de GENTE del periodico MURAL de Guadalajara Jalisco, en la portada aparecen una serie de actores a quienes se les entrevista en el supuesto detalle de imaginar su elección como Presidentes de México, que acciones implementarían…. es de llamar la atención la declaración de la actriz Martha Higareda quien expresa la siguiente propuesta la cual transcribimos integra:

“Los medios de comunicación son en gran parte responsables de la imagen que tiene un país en el resto del mundo y dentro de el mismo, y si yo fuera presidente de México, me acataría a hacer uso correcto de la información de los mismos. Comenzaría a equilibrar las noticias que se dan sobre el acontecer de nuestra sociedad; no está padre que veamos solo cosas negativas.”

25 años presentado las noticias… Jorge Ramos

El periodista mexicano Jorge Ramos, ganador del Trofeo Emmy y director senior de noticias de Univision Network, señala en esta columna publicada por Infobae.com algunas claves del buen perodismo que debemos tener en cuenta:

Los pilotos saben volar aviones. Los futbolistas meten goles. Y los cerrajeros abren puertas. Ese es su oficio.

Los periodistas también tienen un oficio: credibilidad. Si no se puede creer a un periodista, su trabajo no vale nada.

Como parte de nuestro esfuerzo para informar a lectores, espectadores y oyentes acerca de lo que está ocurriendo en el mundo, los periodistas reporteamos lo que vemos y lo que encontramos en el campo. No es poca cosa – la credibilidad no es sólo nuestro oficio, es nuestro activo más valioso. Y si lo que escribimos o transmitimos no refleja la realidad, la gente, obviamente, dejará de confiar en nosotros.

Conozco a muchos periodistas a los que nadie les cree nada. Algunos estuvieron o están muy ligados con el gobierno. Son simples voceros. Otros reciben dinero por decir cosas. Varios más tienen una agenda ideológica. Son, quizás, publicistas pero no reporteros. No se les puede creer.

Por supuesto, hay otro tipo de periodistas: los reporteros que son fieramente independientes y que dicen lo que ven, aunque duela o sea impopular. No les da miedo preguntar. Hacen temblar a los poderosos. Investigan lo que otros esconden. Leerlos y verlos es una obligación. Esos son los verdaderos periodistas.

Tras comentar el escándalo de Rupert Murdoch, presidente y socio mayoritario de News Corporation y de su periódico británico, The News of the World, Ramos reflexiona sobre la confianza, las redes sociales y el trabajo de reportear:

Esto del periodismo es algo muy frágil; es una simple cuestión de confianza. Es algo casi religioso. Crees en un medio o no crees. Y si la pierdes la confianza – como un jarrón que se rompe en mil piezas – nunca más la vuelves a recuperar. Yo entiendo que en estos días, ante millones de datos disponibles en Internet, es muy difícil saber a quién creer. Pero la tarea del periodista es seleccionar la información. Después de todo, la diferencia principal entre alguien que twitea o lanza mensajes a través del Facebook y alguien que reportea es que este último confirmó la información e hizo un esfuerzo sincero y profesional por decir la verdad.

Jorge Ramos: “Para los periodistas, la credibilidad lo es todo”


Competencia feroz en el periodismo

Mientras los periodistas busquen el sueldo y no comprendan las bondades del FREELANCE estaremos en perspectivas difíciles de entendimiento de los contenidos donde este último es el rey… ese vale, ese de vende al mejor postor

He aquí diversas perspectivas donde el marketing del contenido esta ausente:

El periodismo positivo…

Mostrar la verdad sin dañar la imagen, “periodismo que no se ejerce”, periodismo que desde la perspectiva de los editores no se entiende, periodismo real no denunciativo, hoy el ejercicio informativo está contaminado.

Los periodistas (críticos severos de la sociedad, de su gobierno y de sus instituciones), por lo regular una serie de personajes hechizos (muy similar a hechiceros) ejercen sus visiones con miras telescópicas que apuntan (como cualquier franco tirador) a personas, instituciones, acciones, detalles que lejos de ser noticia son blanco de crítica, denuncia y exhibicionismo. Es sencillo ser crítico, requiere simplemente que una acción sea sujeta de cualquier tamiz. Periodismo requiere de mucho más, ir mas allá de un hecho, hay que ver información de un mismo punto (personaje, nota) pero desde varias perspectivas, hay que procurar tener un completo contexto del escenario.

La amargura de los periodistas (Producto de su baja autoestima, resultado del poco reconocimiento a su ejercicio, o resultado de saber que su denuncia solo debe de cubrir una portada que le dará reconocimiento por lo menos personal, nada más) ha contaminado en espíritu y esencia los espacios principales de los medios informativos, dando también como resultado altos márgenes a la baja de lectores, suscriptores y audiencias. Hoy los grandes periodistas solo se leen por la seriedad que tratan sus temas, pero estos están respaldados con ejercicios que se soportan en la experiencia de mucho tiempo.

En México como en muchos lugares del mundo, las principales cadenas de la información llevan a primera plana o al primer segmento de sus noticieros “La nota roja” ya que esta genera audiencia (según los hechiceros), dejando poco espacio o espacio seccundario a otros eventos a los que se le resta importancia (no para la sociedad, sino para los conformadores de las ediciones o las producciones de los medios).

En ese sentido el Presidente de la República solicita la colaboración de los medios para “Hablar bien de México”, solo que los periodistas aludidos reviran con el famoso tema “¿Y la libertad de esxpresión?”. Cuando el ejercicio periodístico ha tomado forma y músculo teniendo como grandes valores los ejercicios de Julio Scherer, Jesús Blancornelas, Manuel Buendía, Ramón Alberto Garza, Jorge Zepeda Patterson, Pedro Ferriz de Conn, todos y cada uno de quienes ejercen buenos temas periodísticos que exhiben en primera plana lo que más le duele a la sociedad en México, la violencia, la ausencia de justicia, los excesos de las clases gubernamentales, las excentricidades de perversos y las críticas a los sistemas y evoluciones de la administración y política de este siglo 21.  Temas que en gran escala (por los alcances de los medios y los accesos a la información de las audiencias) exhiben una mala cara de nuestro país.

Iniciativa México 2011” quizá no lo entiendo o no entiendo el espíritu de quienes de verdad depredan la imagen de México en sus portadas, mesas de redacción o en sus segmentos informativos. Programas como “Barra de Noticias” de Tv Azteca con Lolita de la Vega, o Tercer Grado” de Televisa, son ejercicios de periodismo profesional muy bien tratados y que deben de existir en una sociedad culta, crítica, evolucionada, que sabe que hacer con sus temas internos, para ser exhibidos aquí en México, y no superados por esquemas como “Wikileaks” o programas de “Discovery Channel” los cuales hemos expuesto en otros temas en estos blogs de ICONO o un servidor Alvaro López.

Si tan solo el periodismo procura respetar a las instituciones que están por arriba o deben de estar por arriba de sus operadores, representantes o funcionarios se cuida, mucha de la percepción de México será diferente. Si comenzamos en casa ordenando la información de la casa dando prioridad a temas propositivos y dejando los temas negativos a paginas interiores la proyección será diferente.

Hoy el ejercicio de la información se basa mucho en la comparación que degrada, ejercicios como los que  Patricia Chapoy, o sus contrapartes en otras televisoras son ridículas (claro son personajes menores del espectáculo) Hay ejemplos graves de la exposición en medios donde personajes como “El Payaso Bozo” mueren después de una exhibición en medios tras de un programa “reality”.  Hay que ver lo perverso que se mostró el ejercicio periodístico en temas como “Kalimba“, o el caso “Paulette”, sin olvidar los asesinatos de secuestrados como “Fernando Martí“, o lo simple e imberosimil del caso “Fernández de Ceballos“.

Todas las casas editoras (impresoras de diarios) tienen ejercicios de excelencia periodística, que exhiben en suplementos de concurso ganador, pero contrasta con su exhibición de un México condenado a la anarquía desde los cabezales de sus primeras planas.

Los siguientes temas no tienen manera de no ser exhibidos y muestran de verdad un México por lo menos colapsado en términos de seguridad, ejercicio de Justicia y de altos niveles de impunidad por arriba de nuestras Playas, Ruta del Tequila, Panamericanos en Guadalajara y Nuestros festivales en Acapulco o de Cine en Morelia o Guadalajara.

  1. ¿Como no informar a la sociedad? Imposible
  2. ¿Que tratamiento se debe de dar o que espacio se debe de destinar para estos temas? El RETO

Saludos a Jack Bauer

Las editoriales inhertes…

El ejercicio editorial tiene muchos hit´s en muchas áreas de la información, es evidente que en temas del entretenimiento la atención de las audiencias es un hecho. En temas de tecnología se tiene  siempre espacios en la juventud que está ávida de información. En temas de moralidad hay grupos radicales y extremos que están al pendiente de las tendencias que marcan nuevas doctrinas del pensamiento…

En deportes los climas de la información tienen TOTEMS completos de culto. En política, (tema que nos preocupa hoy) donde convergen todos los esfuerzos de la empresa de la información, todas las editoriales, todos los esfuerzos, cada una de las experiencias que establecen vínculos entre noticias y audiencia, políticos y comunidad simplemente están inhertes, están muertas, existen pero son sombies de alto costo, baja rentabilidad y hoy blanco del crimen organizado.

Por Alvaro López:

En mi entidad o región unos 20 ejercicios editoriales son una muestra de de los editoriales inhertes, estos alcanzan altos niveles de basura cotidiana, las circulaciones (bajas) solo en círculos cerrados de grilla y depredación inminente donde la descalificación es la pauta entre la nota y los contenidos, entre los personajes y sus institucionales ejercicios del poder público (ya sea en trabaja parlamentario, gestión pública, administración de recursos del erario, etc. Simples o complicados esquemas de burocracias).

Círculos depresivos no productivos, generan la necesidad imperiosa de encontrar nuevos esquemas de análisis, provocación de la reflexión y cambios de actitud que lleven a mejores niveles del ejercicio de la política, encontrando en la comunidad los beneficios de una nueva misión en la vocación de estos muy anárquicos personajes.

Hay que dejar editoriales carentes de vida, de sentido denunciativo, evoluciones que reclaman mejores niveles de periodismo, donde la información, el análisis y los contenidos se forjan con formas y fondos que terminan por accionar mecanismos que exponen el poder real de los medios.

Bienvenidos a una evolución de nuestro MEDIO este 2015

Bienvenidos a una evolución de nuestro MEDIO este 2015