El periodista como asesor político

Periodistas en Acción

Periodistas en Acción

El periodista como asesor político

EL PERIODISTA PROFESIONAL ES EL ASESOR POLÍTICO POR EXCELENCIA
Por Alvaro López

Un periodista que está empapado de las circunstancias de la sociedad, que sabe que le duele o que experimenta la comunidad, es un excelente termómetro para ser tomado en cuenta por parte de los gobernantes de esa misma entidad… Por tal motivo, todas las notas que emanan son reportes vivos que deberían de estar tomados en cuenta…. en la realidad son solo voces, columnas y gritos al vacío…

Un asesor político es un asesor, experto en un campo determinado, ya sea la comunicación, la estrategia política, el marketing, discursos, etcétera, y pone en práctica sus conocimientos para asesorar a un político.

Debido a que un político no puede ser un especialista en todas las materias necesarias para su cargo, necesita de expertos que le guíen….

Un periodista o varios periodistas que conforman “Mesas de redacción” o “Plataforma de análisis” en diversos temas son un contrapeso importante a ser considerado… de ahí el nombre de “Cuarto poder” que se le concede a los Medios de Comunicación… al CONTRA poder como define alguna vez Diego Petersen en sus conferencias sobre temas de Prensa y Política.

Muchos de estos personajes si han sido escuchados en múltiples formas, pero en políticas públicas sus análisis, críticas y propuestas son por completo ignorados… la realidad nos muestra que dichas visiones sociales van en contra de las acciones individuales de personajes de gobierno que se sirven de su posición, comprando en ocasiones las conciencias de los comunicadores…

En México, Los periodistas que se vinculan a un buen medio de comunicación, al correr del tiempo son voces que pudieran marcar liderazgos de opinión… como son los personajes Carmen Aristegui, Pedro Ferriz De Con, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Carlos Marín etc.

Muchos de ellos son parte del sistema o del establishment del gobierno, están de alguna forma viculados a presupuestos publicitarios que los hace dejar el periodismo para convertirse en publirreporteros (Mezcla de publicidad con editorial).

Aquellos que por su conciencia son voces sociales incansables, son depurados de las plataformas de comunicación reduciendo sus audiencias a mínimos grupos no identificados…

Otros simplemente son asesinados o eliminados del camino de múltiples formas (extorsión y chantajes). México cuenta con excelentes analistas y portadores del sentir social cotidiano en cada uno de sus rincones… todos con una columna importante de prensa o radio de su comunidad… solo que de ahí no pasan a ningún lado…

Un buen periodista es un excelente asesor político… casi siempre. Un buen crítico de acciones de gobierno es aquel que además de ser ciudadano informado, va más allá de los hechos, procura saber y documentarse más del tema, ahí es donde puede ser parte de un sensor social digno de ser tomado en cuenta por la administración…

Todo esto lo sabemos, solo lo escribimos porque es una realidad obsoleta para quienes conforman las plataformas de gobierno… y la gravedad a la que hacemos énfasis es que está en todos los niveles de la sociedad donde el poder, en cualquier escala, se edifica sobre intereses particulares que perjudican entornos, comunidades, que aun en el marco de la legalidad, no están en las moralidades de la ética, del bien común, de la justicia igualitaria y de la condición humana misma…

Estos referentes hoy están siendo compartidos por la llana visión de personajes que dentro y fuera del periodismo, dentro y fuera del gobierno son estructurados conceptos con ausencia de ESCRÚPULOS…

Los Comunicadores

Los Comunicadores

Anuncios

Radio Basura… Audiencia Basura

Grotescas supersticiones…

Grotescas supersticiones, en los programas de algunas estaciones de radio

martes 14 de noviembre de 1995 

Deformaciones humanas

No por cierto, no es el caso de las discapacidades congénitas o adquiridas en algún lance dra­mático las que ocupan este espacio. Hacia estos prójimos, el respeto más grande y la admiración por su grandeza de ánimo, por su indómita resistencia en las adversidades y sus triunfos, según dicen, en com­petencias deportivas internacionales. A lo menos ahí se muestra la virtud y la gallardía de los mexicanos.

Son aquí las otras deformaciones, las que se adquieren en el roce diario con la mugre que nos envuelve; son las desviaciones que nacen de la malicia y de la inmundicia que alcanza hoy niveles de náu­sea; son las deformaciones que alteran el noble perfil humano y convierten a muchos congéneres en lasti­moso monigote donde el hombre ha dejado de ser hombre, en toda la excelsitud de esta palabra.

Denigrantes patrañas

Lo oye uno y no acaba de creerlo: con toda la frescura del mundo, con el mayor cinismo y desver­güenza se propalan a través de algunas frecuencias de la radio, las peores aberraciones, las más escan­dalosas, patrañas de brujería, rezos y ensalmos, pócimas y porquerías como si se tratara en realidad de un servicio limpio, como de un programa de orientación sincera y digna en bien de la comunidad…

El paseo misterioso de un huevo por aquí y por allá; unas caricias con toronjil y perejil por el órgano enfermo; plumas de cuervo negro, o colmillos de  rata; rociar con agua bendita o con aceite de la lámpara sustraídos de una iglesia; el rezo, las palabras cabalísticas; la oración a la sombra de señor san Pedro… Todo eso y otras mil sandeces se transmiten al público en varias estaciones de radio, y son seguidas allá en el cuartucho sórdido de una vecindad.

Deja dinero, ¿o no?

¿Es posible que una empresa radiofónica que se respete, un empresario de conciencia, pueda dejar pasar al aire todo ese engaño y esa manipulación de la ignorancia humana…? ¿Cómo es posible que en otra estación o en la misma se interprete el sueño de cándidos y bobos, y no se mida el alcance que tiene para el publico, el oráculo de la imbecilidad, por los cauces, rumbos, inducciones que ahí se aconsejan con ligereza e irresponsabilidad inconcebibles…?

Son los programas de más audiencia, eso le gusta a la gente, dice el dueño de esas radiodifuso­ras: dejan dinero y eso basta. La estupidez humana representa un filón de oro: comerciar con analfabe­tas, envilecer a la población. ¿Y eso a quién le in­muta…? El patriotismo, el respeto de sí mismos… la responsabilidad, una conciencia comunitaria, un cri­men de lesa sociedad. ¿Y eso qué es? Aquí la lana…

Tendencia de aceptación en PRENSA

En Julio de 2006 Adriana Navarro (Periodista) nos presenta un editorial el cual nos permitimos exponer hoy en este BLOG de Círculo de Editores del Jalisco. En el se muestran las tendencias de una audiencia que si bien hace seis años no ubicaba en el planeta a las redes sociales, si se mostraba con tendencia a contenidos específicos en vez de prensa generalizada.

Hoy nos referimos a este artículo el cual con un click en al imagen se ampliará el texto, accediendo a la versión PDF del mismo. Un saludo a Adriana y felicidades por exponer los datos de Armando Zacarías Castillo

click en la imagen para acceder a la versión PDF del artículo