El periodista como asesor político

Periodistas en Acción

Periodistas en Acción

El periodista como asesor político

EL PERIODISTA PROFESIONAL ES EL ASESOR POLÍTICO POR EXCELENCIA
Por Alvaro López

Un periodista que está empapado de las circunstancias de la sociedad, que sabe que le duele o que experimenta la comunidad, es un excelente termómetro para ser tomado en cuenta por parte de los gobernantes de esa misma entidad… Por tal motivo, todas las notas que emanan son reportes vivos que deberían de estar tomados en cuenta…. en la realidad son solo voces, columnas y gritos al vacío…

Un asesor político es un asesor, experto en un campo determinado, ya sea la comunicación, la estrategia política, el marketing, discursos, etcétera, y pone en práctica sus conocimientos para asesorar a un político.

Debido a que un político no puede ser un especialista en todas las materias necesarias para su cargo, necesita de expertos que le guíen….

Un periodista o varios periodistas que conforman “Mesas de redacción” o “Plataforma de análisis” en diversos temas son un contrapeso importante a ser considerado… de ahí el nombre de “Cuarto poder” que se le concede a los Medios de Comunicación… al CONTRA poder como define alguna vez Diego Petersen en sus conferencias sobre temas de Prensa y Política.

Muchos de estos personajes si han sido escuchados en múltiples formas, pero en políticas públicas sus análisis, críticas y propuestas son por completo ignorados… la realidad nos muestra que dichas visiones sociales van en contra de las acciones individuales de personajes de gobierno que se sirven de su posición, comprando en ocasiones las conciencias de los comunicadores…

En México, Los periodistas que se vinculan a un buen medio de comunicación, al correr del tiempo son voces que pudieran marcar liderazgos de opinión… como son los personajes Carmen Aristegui, Pedro Ferriz De Con, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Carlos Marín etc.

Muchos de ellos son parte del sistema o del establishment del gobierno, están de alguna forma viculados a presupuestos publicitarios que los hace dejar el periodismo para convertirse en publirreporteros (Mezcla de publicidad con editorial).

Aquellos que por su conciencia son voces sociales incansables, son depurados de las plataformas de comunicación reduciendo sus audiencias a mínimos grupos no identificados…

Otros simplemente son asesinados o eliminados del camino de múltiples formas (extorsión y chantajes). México cuenta con excelentes analistas y portadores del sentir social cotidiano en cada uno de sus rincones… todos con una columna importante de prensa o radio de su comunidad… solo que de ahí no pasan a ningún lado…

Un buen periodista es un excelente asesor político… casi siempre. Un buen crítico de acciones de gobierno es aquel que además de ser ciudadano informado, va más allá de los hechos, procura saber y documentarse más del tema, ahí es donde puede ser parte de un sensor social digno de ser tomado en cuenta por la administración…

Todo esto lo sabemos, solo lo escribimos porque es una realidad obsoleta para quienes conforman las plataformas de gobierno… y la gravedad a la que hacemos énfasis es que está en todos los niveles de la sociedad donde el poder, en cualquier escala, se edifica sobre intereses particulares que perjudican entornos, comunidades, que aun en el marco de la legalidad, no están en las moralidades de la ética, del bien común, de la justicia igualitaria y de la condición humana misma…

Estos referentes hoy están siendo compartidos por la llana visión de personajes que dentro y fuera del periodismo, dentro y fuera del gobierno son estructurados conceptos con ausencia de ESCRÚPULOS…

Los Comunicadores

Los Comunicadores

Anuncios

Reporteros de ZETA

Llevan documental sobre reporteros asesinados a NY

¡HEY! • 5 JUNIO 2012 – 9:01AM — EFE

El documental llamado “Reportero” es un un documental que relata la historia de la revista mexicana Zeta y de sus periodistas asesinados por sus trabajos de investigación sobre el narcotráfico

Nueva York   • La cinta Reportero, un documental que relata la historia de la revista mexicana Zeta y de sus periodistas asesinados por sus trabajos de investigación sobre el narcotráfico
en ese país, es uno de los 16 filmes que se presentarán en el Festival de Cine y DerechosHumanos de Nueva York.

“Como cineasta, el trabajo que más me interesa es el del compromiso social”, dijo el director de la cinta, Bernardo Ruiz, al tiempo que señaló que también busca llevar al público en Estados Unidos “una historia más profunda, un diálogo más elevado, sobre esos personajes valientes y comprometidos”, en referencia a esas vivencias de algunos periodistas mexicanos.

Ruiz considera su nueva participación en ese festival, que tendrá lugar del 14 al 28 de junio próximos, como una oportunidad “muy importante” para hablar sobre lo que ocurre en México, en un año que también es electoral.

En ese festival, que tendrá lugar en el Centro Lincoln de Nueva York y que ya está en su vigesimotercera edición, se presentarán películas sobre historias “de injusticia, opresión y resistencia” de doce países, dijeron los organizadores.

El documental de Ruiz, un mexicano nacido en Guanajuato y que creció en el condado neoyorquino de Brooklyn, se exhibirá así por primera vez en Nueva York.

Con Reportero, el cineasta lleva a la pantalla la historia y evolución de la revista Zeta, que comenzó a circular en abril de 1980 en Tijuana, a través de la mirada de Sergio Haro Cordero, periodista, fotógrafo y uno de los fundadores del semanario.

Ruiz explicó inicialmente tenía previsto hacer un filme sobre un albergue para menores de edad recién deportados en la ciudad de Mexicali, y no uno relacionado con el narcotráfico, pero la temática de ese problema lo atrapó.

El cineasta y productor recordó que 2007 y 2008 “fueron los años en los que se empezó a poner muy caliente el narcotráfico en el norte de México, un tema tan presente que no narrar esta historia hubiera sido un error grande”.

A Ruiz le recomendaron que hablara con Haro Cordero, un periodista con casi tres décadas en la profesión y quien se convirtió en el protagonista de Reportero.

El director sigue a Cordero, que vive en Mexicali, en su vida cotidiana mientras éste recuerda sus inicios como periodista y su incorporación a Zeta, que intercala con testimonios como el de la codirectora del semanario, Adela Navarro.