Valentín Gómez Farías y sus proezas

Recientemente —el 5 de julio pasado— se cumplieron 205 años del fallecimiento de uno de los hombres más importantes de la Reforma Constitucional de nuestro país. Sus esfuerzos civiles y gubernamentales le dieron a nuestra Carta Magna los elementos suficientes para que el desarrollo de nuestro país se diera como el de las grandes potencias del mundo, no obstante, corresponde a todos los mexicanos lograr que la letra se convierta en una realidad.

Por: Por Cuauhtémoc Cisneros Madrid ccmadrid@att.net.mx #MundosDigitalesICONO .- Quien fuera médico, político y catedrático de la Universidad de Guadalajara, cuenta entre sus antecedentes que en 1833, en una de las breves ocasiones en que encabezó la Presidencia de la República clausuró para siempre la Real y Pontificia Universidad de México y proscribió todos los colegios confesionales, aunque el poder de los mismos es tan fuerte que aunque el Artículo Tercero Constitucional conciba nuestra educación como laica y gratuita, hasta la fecha “se las han arreglado” para subsistir.

En su calidad de Presidente del Congreso de 1857 le correspondió recibir el original de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, misma que a la fecha ha estado sujeta a múltiples cambios y las actualizaciones correspondientes, y que hasta antes de la administración de Enrique Peña Nieto sólo había recibido pequeños “parches”.

Y precisamente luego de la clausura de la Real y Pontificia Universidad de México, Valentín Gómez Farías determinó la creación de la que hoy es conocida y reconocida como la Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, cuarta institución científico-cultural en el mundo, por la que han transitado los principales personajes de nuestra historia, incluidos los intelectuales más reconocidos, misma que fue encargada —entre otras tareas— de crear la estructura de lo que hoy es la Secretaría de Educación Pública e implementar el sistema pedagógico que en aquél tiempo fue el más avanzado del mundo, importado de Europa. de México.

Es posible que muchas personas —por las razones que quieran— estén en desacuerdo con la lucha concebida y realizada por Gómez Farías, sin embargo, su humanismo se encuentra más que manifiesto en toda la lucha que tuvo que realizar, incluyendo el pago de su propio bolsillo al batallón que combatió a los españoles, y la atención en Palacio Nacional a todos los enfermos afectados por la fiebre que azotó a nuestro país en uno de los periodos en que ocupara la Presidencia de México.

Por supuesto que don Valentín no fue perfecto, cometió errores a lo largo de su vida política, pero tuvo las agallas suficientes para rectificar cuando se dio cuenta de los mismos.

Durante los breves periodos en que ocupó la Presidencia, apenas sumó nueve meses de gestión, pero durante los mismos alcanzó logros que hoy en día nos dan la oportunidad de sentirnos orgullosos de nuestro pasado, pero sobre todo, comprometidos con el futuro de México.

Textos El Informador de GDL Julio 2017
http://AltaCorporativo.com/

El periodista como asesor político

Periodistas en Acción

Periodistas en Acción

El periodista como asesor político

EL PERIODISTA PROFESIONAL ES EL ASESOR POLÍTICO POR EXCELENCIA
Por Alvaro López

Un periodista que está empapado de las circunstancias de la sociedad, que sabe que le duele o que experimenta la comunidad, es un excelente termómetro para ser tomado en cuenta por parte de los gobernantes de esa misma entidad… Por tal motivo, todas las notas que emanan son reportes vivos que deberían de estar tomados en cuenta…. en la realidad son solo voces, columnas y gritos al vacío…

Un asesor político es un asesor, experto en un campo determinado, ya sea la comunicación, la estrategia política, el marketing, discursos, etcétera, y pone en práctica sus conocimientos para asesorar a un político.

Debido a que un político no puede ser un especialista en todas las materias necesarias para su cargo, necesita de expertos que le guíen….

Un periodista o varios periodistas que conforman “Mesas de redacción” o “Plataforma de análisis” en diversos temas son un contrapeso importante a ser considerado… de ahí el nombre de “Cuarto poder” que se le concede a los Medios de Comunicación… al CONTRA poder como define alguna vez Diego Petersen en sus conferencias sobre temas de Prensa y Política.

Muchos de estos personajes si han sido escuchados en múltiples formas, pero en políticas públicas sus análisis, críticas y propuestas son por completo ignorados… la realidad nos muestra que dichas visiones sociales van en contra de las acciones individuales de personajes de gobierno que se sirven de su posición, comprando en ocasiones las conciencias de los comunicadores…

En México, Los periodistas que se vinculan a un buen medio de comunicación, al correr del tiempo son voces que pudieran marcar liderazgos de opinión… como son los personajes Carmen Aristegui, Pedro Ferriz De Con, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Carlos Marín etc.

Muchos de ellos son parte del sistema o del establishment del gobierno, están de alguna forma viculados a presupuestos publicitarios que los hace dejar el periodismo para convertirse en publirreporteros (Mezcla de publicidad con editorial).

Aquellos que por su conciencia son voces sociales incansables, son depurados de las plataformas de comunicación reduciendo sus audiencias a mínimos grupos no identificados…

Otros simplemente son asesinados o eliminados del camino de múltiples formas (extorsión y chantajes). México cuenta con excelentes analistas y portadores del sentir social cotidiano en cada uno de sus rincones… todos con una columna importante de prensa o radio de su comunidad… solo que de ahí no pasan a ningún lado…

Un buen periodista es un excelente asesor político… casi siempre. Un buen crítico de acciones de gobierno es aquel que además de ser ciudadano informado, va más allá de los hechos, procura saber y documentarse más del tema, ahí es donde puede ser parte de un sensor social digno de ser tomado en cuenta por la administración…

Todo esto lo sabemos, solo lo escribimos porque es una realidad obsoleta para quienes conforman las plataformas de gobierno… y la gravedad a la que hacemos énfasis es que está en todos los niveles de la sociedad donde el poder, en cualquier escala, se edifica sobre intereses particulares que perjudican entornos, comunidades, que aun en el marco de la legalidad, no están en las moralidades de la ética, del bien común, de la justicia igualitaria y de la condición humana misma…

Estos referentes hoy están siendo compartidos por la llana visión de personajes que dentro y fuera del periodismo, dentro y fuera del gobierno son estructurados conceptos con ausencia de ESCRÚPULOS…

Los Comunicadores

Los Comunicadores