El periodista como asesor político

Periodistas en Acción

Periodistas en Acción

El periodista como asesor político

EL PERIODISTA PROFESIONAL ES EL ASESOR POLÍTICO POR EXCELENCIA
Por Alvaro López

Un periodista que está empapado de las circunstancias de la sociedad, que sabe que le duele o que experimenta la comunidad, es un excelente termómetro para ser tomado en cuenta por parte de los gobernantes de esa misma entidad… Por tal motivo, todas las notas que emanan son reportes vivos que deberían de estar tomados en cuenta…. en la realidad son solo voces, columnas y gritos al vacío…

Un asesor político es un asesor, experto en un campo determinado, ya sea la comunicación, la estrategia política, el marketing, discursos, etcétera, y pone en práctica sus conocimientos para asesorar a un político.

Debido a que un político no puede ser un especialista en todas las materias necesarias para su cargo, necesita de expertos que le guíen….

Un periodista o varios periodistas que conforman “Mesas de redacción” o “Plataforma de análisis” en diversos temas son un contrapeso importante a ser considerado… de ahí el nombre de “Cuarto poder” que se le concede a los Medios de Comunicación… al CONTRA poder como define alguna vez Diego Petersen en sus conferencias sobre temas de Prensa y Política.

Muchos de estos personajes si han sido escuchados en múltiples formas, pero en políticas públicas sus análisis, críticas y propuestas son por completo ignorados… la realidad nos muestra que dichas visiones sociales van en contra de las acciones individuales de personajes de gobierno que se sirven de su posición, comprando en ocasiones las conciencias de los comunicadores…

En México, Los periodistas que se vinculan a un buen medio de comunicación, al correr del tiempo son voces que pudieran marcar liderazgos de opinión… como son los personajes Carmen Aristegui, Pedro Ferriz De Con, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Carlos Marín etc.

Muchos de ellos son parte del sistema o del establishment del gobierno, están de alguna forma viculados a presupuestos publicitarios que los hace dejar el periodismo para convertirse en publirreporteros (Mezcla de publicidad con editorial).

Aquellos que por su conciencia son voces sociales incansables, son depurados de las plataformas de comunicación reduciendo sus audiencias a mínimos grupos no identificados…

Otros simplemente son asesinados o eliminados del camino de múltiples formas (extorsión y chantajes). México cuenta con excelentes analistas y portadores del sentir social cotidiano en cada uno de sus rincones… todos con una columna importante de prensa o radio de su comunidad… solo que de ahí no pasan a ningún lado…

Un buen periodista es un excelente asesor político… casi siempre. Un buen crítico de acciones de gobierno es aquel que además de ser ciudadano informado, va más allá de los hechos, procura saber y documentarse más del tema, ahí es donde puede ser parte de un sensor social digno de ser tomado en cuenta por la administración…

Todo esto lo sabemos, solo lo escribimos porque es una realidad obsoleta para quienes conforman las plataformas de gobierno… y la gravedad a la que hacemos énfasis es que está en todos los niveles de la sociedad donde el poder, en cualquier escala, se edifica sobre intereses particulares que perjudican entornos, comunidades, que aun en el marco de la legalidad, no están en las moralidades de la ética, del bien común, de la justicia igualitaria y de la condición humana misma…

Estos referentes hoy están siendo compartidos por la llana visión de personajes que dentro y fuera del periodismo, dentro y fuera del gobierno son estructurados conceptos con ausencia de ESCRÚPULOS…

Los Comunicadores

Los Comunicadores

Anuncios

Radio Basura… Audiencia Basura

Grotescas supersticiones…

Grotescas supersticiones, en los programas de algunas estaciones de radio

martes 14 de noviembre de 1995 

Deformaciones humanas

No por cierto, no es el caso de las discapacidades congénitas o adquiridas en algún lance dra­mático las que ocupan este espacio. Hacia estos prójimos, el respeto más grande y la admiración por su grandeza de ánimo, por su indómita resistencia en las adversidades y sus triunfos, según dicen, en com­petencias deportivas internacionales. A lo menos ahí se muestra la virtud y la gallardía de los mexicanos.

Son aquí las otras deformaciones, las que se adquieren en el roce diario con la mugre que nos envuelve; son las desviaciones que nacen de la malicia y de la inmundicia que alcanza hoy niveles de náu­sea; son las deformaciones que alteran el noble perfil humano y convierten a muchos congéneres en lasti­moso monigote donde el hombre ha dejado de ser hombre, en toda la excelsitud de esta palabra.

Denigrantes patrañas

Lo oye uno y no acaba de creerlo: con toda la frescura del mundo, con el mayor cinismo y desver­güenza se propalan a través de algunas frecuencias de la radio, las peores aberraciones, las más escan­dalosas, patrañas de brujería, rezos y ensalmos, pócimas y porquerías como si se tratara en realidad de un servicio limpio, como de un programa de orientación sincera y digna en bien de la comunidad…

El paseo misterioso de un huevo por aquí y por allá; unas caricias con toronjil y perejil por el órgano enfermo; plumas de cuervo negro, o colmillos de  rata; rociar con agua bendita o con aceite de la lámpara sustraídos de una iglesia; el rezo, las palabras cabalísticas; la oración a la sombra de señor san Pedro… Todo eso y otras mil sandeces se transmiten al público en varias estaciones de radio, y son seguidas allá en el cuartucho sórdido de una vecindad.

Deja dinero, ¿o no?

¿Es posible que una empresa radiofónica que se respete, un empresario de conciencia, pueda dejar pasar al aire todo ese engaño y esa manipulación de la ignorancia humana…? ¿Cómo es posible que en otra estación o en la misma se interprete el sueño de cándidos y bobos, y no se mida el alcance que tiene para el publico, el oráculo de la imbecilidad, por los cauces, rumbos, inducciones que ahí se aconsejan con ligereza e irresponsabilidad inconcebibles…?

Son los programas de más audiencia, eso le gusta a la gente, dice el dueño de esas radiodifuso­ras: dejan dinero y eso basta. La estupidez humana representa un filón de oro: comerciar con analfabe­tas, envilecer a la población. ¿Y eso a quién le in­muta…? El patriotismo, el respeto de sí mismos… la responsabilidad, una conciencia comunitaria, un cri­men de lesa sociedad. ¿Y eso qué es? Aquí la lana…

El informe FALCON “Nuestro Monero”

El Informe Falcón

RADAR Jaime Barrera Rodríguez

Mi vecino en esta página tres, el brillante Manuel Falcón, presentó ayer ante un abarrotado auditorio en la librería del Fondo de Cultura Económica su más reciente libro, que tituló El sexenio de Emily.

Junto con José María Muriá y Jairo Calixto Albarrán, tuve el honor de ser uno de sus presentadores. Comparto a continuación parte de los comentarios que hice en torno al trabajo y el aporte del caricaturista político estrella de la comarca y de su libro que llamé “El Informe Falcón”:

“Ya escuchamos en las últimas dos semanas los informes de algunos de sus clientes más asiduos, todos los alcaldes de la ZMG, que están ya debidamente integrados al elenco de personajes del monero más seguido en la región, uno de los mejores del país y uno de los mayores orgullos de Público-Milenio, diario del cual es pilar fundamental.

A diferencia de los alcaldes, Falcón decidió rendirles cuentas no sólo de un año, sino de cinco.

El informe Falcón denominado El sexenio de Emily, contiene 425 cartones cuyo repaso es la mejor síntesis y recopilación de los momentos más cruciales y álgidos de la vida política de la ciudad, del estado, del país y hasta del mundo, en el último lustro.

Como visionario que es, Manuel Falcón dejó su natal Tamaulipas, mucho antes de que fuera el más claro ejemplo de una entidad fallida, donde ya nadie sale después de las seis de la tarde y donde a medio año mataron a un virtual gobernador.

Esa enorme virtud de visualizar escenarios la plasma en forma cotidiana en sus cartones. Personaje que sube a su cuerda floja, es personaje que irremediablemente empieza a buscar otra chamba. El último fue Urrea y seguramente pronto subirá ahí a otro de nuestros fiscalizadores en aprietos.

Eso es producto del gran oficio y habilidad periodística que posee. Porque Falcón antes de ser un artista, de tener el privilegiado don de desarrollar con trazos desenfadados y divertidos toda una serie de personajes, es un periodista nato. Datos y versiones exclusivas de los temas más candentes del momento aparecen a diario en algún detalle del cartón del día, gracias a la extensísima red de contactos que desarrolla y cultiva como nadie desde hace muchos años.

Los personajes en los que pone la mira para luego publicarlos le están enormemente agradecidos. La clase política y el clero, los dirigentes empresariales y académicos, pero también las figuras del deporte y la farándula se dividen en dos: los que han sido retratados con el trazo de la mano derecha de Falcón y los que no.

Salir en el cartón de Falcón es salir, para bien o para mal, del anonimato. Por eso los que no han aparecido en su elenco pasan por el presupuesto público o por los escenarios de la fama sin pena ni gloria.

Lo habrán padecido o no, les habrá gustado o no el rasgo de su personalidad que exageró para definir su caricatura, les gustará o no la vestimenta que les coloca, pero todos hacen su colección de los cartones de Falcón en los que aparecen.

Seguramente cada uno de los 186 personajes que aparecen en el informe-libro que les presenta ayer Falcón, tiene la suya”.

jaime.barrera@milenio.com

“Emily”, la caricatura de un sexenio

Por Mayte Osuna

“Gracias por estar aquí para presentar un nuevo personaje de cómic extraordinario (…) Todos de alguna manera lo hemos sentido o padecido”, así se expresó con un tono sarcástico el caricaturista político Manuel Falcón al presentar su libro “El sexenio de Emily”.

Luego de semanas de que los presidentes municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara rindieran informes, tocó el turno al monero, así lo señaló el director de Publico-Milenio, Jaime Barrera Rodríguez, uno de los presentadores del divertido texto.

Falcón, que ha plasmado en el cartón político la crítica mezclada con humor e ingenio y que crea personajes como “El Baboso”, “Dedillo”, “Opaco” y ahora el personaje de “Emily”, al caricaturizar a los hombres del poder.

Y a propósito de su última obra “El sexenio de Emily”, el cartonista expresó ante el auditorio conformado en su mayor parte por los políticos y periodistas: “Muchos me dicen ‘oye pero todavía no termina’… eso es lo malo les respondo. Pero de todos modos garantiza más diversión, vienen los Panamericanos que va a ser extraordinario. Siempre dicen que este evento va a poner a Jalisco en el mapa del mundo, ya Emilio nos puso en el mapa hace un buen rato”.

Barrera calificó como el caricaturista político más seguido de la región y uno de los más importantes del país. “‘El sexenio de Emily’, continuó, es una especie de síntesis de los momentos cruciales y álgidos de la ciudad, el estado, el país y el mundo”.

Falcón explicó que la intención de presentar el texto era documentar lo que ha venido sucediendo en el panorama político del estado pero también en México: “Este libro condensa los tres sexenios panistas que hemos transcurrido, vivido, algunos sufrido, otros que están en el presupuesto lo han gozado, en fin todos tenemos alguna referencia de Bebeto, Paco y Emilio.

Con el humor que lo caracteriza, ironiza: “Como siempre pensamos que después de algo malo no puede haber algo peor, pero en este caso sí, sí puede ser peor. Bebeto terminó siendo  como un ángel comparado con ‘Emily’… y no ha terminado. Todavía podemos esperar cosas mejores de Emilio”.

Originario de Tamaulipas, Falcón relata que sus inicios fueron difíciles: “Mis comienzos fueron difíciles pero siempre ha sido un placer. Siempre he confiado que del otro lado hay un lector, una lectora inteligente y brillante que puede entender que hay que tomar conciencia del lugar en el que uno está, con la gente que uno está y de lo que está pasando”.

Recuerda que cuando llegó a Jalisco le dijeron que el Gobernador, el Ejército y la Virgen de Guadalupe eran intocables. Sin embargo, se alegra de que hoy eso haya ido cambiando.

“Desde entonces creo que se ha avanzado en la opinión pública a nivel de un criterio inteligente, responsable y de crítica, que eso es para lo que trabaja uno. Para que la opinión pública tenga más información y más crítica política, que sepa traducir rápido, a veces de manera didáctica. Que sepa quién es el personaje que está moviendo los hilos”.

Explica que en varias ocasiones, amigos como los caricaturistas Jis y Trino le han aconsejado apartarse de la política: “Jis y Trino me decían deja de hacer política y no te metas en broncas. Pero la verdad a mí siempre me pareció que la parte interesante, truculenta, más humorística, incluso que los chistes blancos está en el uso del poder”.

Falcón destacó la corresponsabilidad que existe entre su trabajo y el lector.  Afirma que finalmente el lector quien lo han creado. “Hay una corresponsabilidad con el lector, los lectores son en realidad los que lo crean a uno. Uno lanza una interlocución y espera respuesta. Yo me dirijo al lector inteligente, esa es la idea. En la medida que ustedes consuman un proyecto periodístico, en la medida en que ustedes me acompañen en la lectura de los cartones”, señaló al dirigirse enfático al público que abarrotó el recinto.

El caricaturita, también admitió haber recibido “varios cañonazos”: “A mí como caricaturista me han ofrecido coches, casas, departamentos, viajes.  Me han ofrecido cargos públicos, querían que fuera diputado”.

El libro “El sexenio de Emily” contiene 425 cartones que ilustran a 186 personajes. En una ocasión el Cardenal le dijo a Falcón que nadie lo leía. Un auditorio repleto demostró lo contrario.



Falcón le hace corte de caja a Emily

El caricaturista presenta mañana su nuevo libro.

  • Mié, 15/12/2010 – 19:35 
Caricatura de Falcón

Guadalajara.- El periodismo gráfico está lleno de contradicciones. Por una parte, cada tanto aparecen personajes que, con su mala gestión, se encargan de llevar la institución a su cargo en viaje que tiene todos los visos de naufragio. Y, al mismo tiempo, son precisamente ellos los que dan pie para explotar al máximo el sentido del humor. Emilio González Márquez entra en ese grupo, y Manuel Falcón se ha encargado de sacarle partido. Mañana, el caricaturista presenta su nuevo libro, El sexenio de Emily, volumen con el que realiza una suerte de corte de caja de la administración del gobernador.

Una pregunta que le han hecho con frecuencia a Falcón es por qué no esperar a que termine el mandato de González Márquez. La razón, dice, obedece al hecho de realizar el corte “antes de que empezaran las campañas rumbo a 2012 y los Panamericanos y demás cosas. Me pareció una buena oportunidad para hacer una retrospectiva de los sexenios panistas, porque Emilio ha condensado todo el estilo improvisado de gobernar. La idea era adelantarnos y mostrar desde la primera caricatura a las más recientes”. Y es que, añade, durante su gestión, el actual gobernador se ha ganado a pulso la percepción de que “no está capacitado para el cargo. Se evidencia una falta de proyecto, un gobierno de ocurrencias que lleva las cosas de la tragedia a la farsa”.

En los tiempos donde hablar de la libertad de expresión es políticamente correcto, Manuel Falcón alcanza a identificar algunos rasgos que diferencian a las administraciones priístas y panistas. Los primeros, explica, estaban como “entrenados para encajar el golpe, cuidar las formas. Los panistas, en cambio, lo toman a un nivel personal, como una ofensa a nivel subjetivo, en lugar de verlo como una crítica a la función pública”. Crítica que, en este caso, queda reflejada en más de 400 cartones.

La presentación de El sexenio de Emily tendrá lugar mañana a las 18:00 horas en la Joseluisa (Chapultepec 198). Los comentarios correrán por cuenta de José María Muriá, Jaime Barrera y, de manera virtual, Jairo Calixto Albarrán.

Édgar Velasco
Enviar páginaVersión para impresiónDeliciousDiggFacebookGoogleBuzz!TwitterMeneamePlanetUp

 

Feliz Navidad una década cambia, otros retos nos esperan

Para quienes en esta década ejercimos el periodismo, aprendimos de el, de la fuente y de la audiencia, los retos que comenzamos a experimentar en este WIKILEAKS fin de año, nos llevan a redoblar esfuerzos por realizar un periodismo serio hoy mas que nunca, una plataforma que cada vez debe ser mucho más dinámica, mas sencilla, mas elocuente, mucho mas formativa e informativa…

Los Secretos del Poder... "State of play"

Tengo una reflexión que leo en una revista de ITSMO ahora en su 50 aniversario, donde Ernesto Uranga Flores hace la referencia a un axioma que Aristóteles llevó a máxima… “Soy amigo de mis amigos… pero soy mucho mas amigo de la Verdad”… Reflexion que pone a WIKILEAKS en la balanza, en ambos lados….

Muchas felicidades a todos los medios, periodistas, personas que están inmersos en el mundo de la información, en uno y otro lado de donde el mensaje forma parte de un usuario gracias a la tecnología…. Muchas Felicitaciones a Ocho Columnas que estrenó este día formatos y contenidos, lo mejor para Gonzalo Leaño, Michelle y todo el equipo que comanda Martín Holguín… Saludos Xavier Zaragoza del Círculo de Periodistas de Jalisco… un abrazo a todos

El Gobierno de Jalisco… según Falcón!

El humor y el sarcasmo son excelentes elementos de crítica hacia el pensamiento libre de las comunidades, el poder expresarlo en forma gráfica es un don adicional, el darle forma y continuidad es talento…. y ese es el que manifiesta nuestro periodista Manuel Falcón en esta tierra.

Manuel Falcón Periodista, Locutor, Comentariasta, Caricaturista…Sabio de Jalisco

Hoy mediante una exhibición pequeña de su muy amplio trabajo nos permitimos reproducir sin su permito (saludos Manuel) una serie de dibujos que nos muestran el Gobierno del Estado “El Gobierno de Emily” a quien así a rebautizado nuestro monero amigo al Titular del poder  ejecutivo del Edo.