El informe FALCON “Nuestro Monero”

El Informe Falcón

RADAR Jaime Barrera Rodríguez

Mi vecino en esta página tres, el brillante Manuel Falcón, presentó ayer ante un abarrotado auditorio en la librería del Fondo de Cultura Económica su más reciente libro, que tituló El sexenio de Emily.

Junto con José María Muriá y Jairo Calixto Albarrán, tuve el honor de ser uno de sus presentadores. Comparto a continuación parte de los comentarios que hice en torno al trabajo y el aporte del caricaturista político estrella de la comarca y de su libro que llamé “El Informe Falcón”:

“Ya escuchamos en las últimas dos semanas los informes de algunos de sus clientes más asiduos, todos los alcaldes de la ZMG, que están ya debidamente integrados al elenco de personajes del monero más seguido en la región, uno de los mejores del país y uno de los mayores orgullos de Público-Milenio, diario del cual es pilar fundamental.

A diferencia de los alcaldes, Falcón decidió rendirles cuentas no sólo de un año, sino de cinco.

El informe Falcón denominado El sexenio de Emily, contiene 425 cartones cuyo repaso es la mejor síntesis y recopilación de los momentos más cruciales y álgidos de la vida política de la ciudad, del estado, del país y hasta del mundo, en el último lustro.

Como visionario que es, Manuel Falcón dejó su natal Tamaulipas, mucho antes de que fuera el más claro ejemplo de una entidad fallida, donde ya nadie sale después de las seis de la tarde y donde a medio año mataron a un virtual gobernador.

Esa enorme virtud de visualizar escenarios la plasma en forma cotidiana en sus cartones. Personaje que sube a su cuerda floja, es personaje que irremediablemente empieza a buscar otra chamba. El último fue Urrea y seguramente pronto subirá ahí a otro de nuestros fiscalizadores en aprietos.

Eso es producto del gran oficio y habilidad periodística que posee. Porque Falcón antes de ser un artista, de tener el privilegiado don de desarrollar con trazos desenfadados y divertidos toda una serie de personajes, es un periodista nato. Datos y versiones exclusivas de los temas más candentes del momento aparecen a diario en algún detalle del cartón del día, gracias a la extensísima red de contactos que desarrolla y cultiva como nadie desde hace muchos años.

Los personajes en los que pone la mira para luego publicarlos le están enormemente agradecidos. La clase política y el clero, los dirigentes empresariales y académicos, pero también las figuras del deporte y la farándula se dividen en dos: los que han sido retratados con el trazo de la mano derecha de Falcón y los que no.

Salir en el cartón de Falcón es salir, para bien o para mal, del anonimato. Por eso los que no han aparecido en su elenco pasan por el presupuesto público o por los escenarios de la fama sin pena ni gloria.

Lo habrán padecido o no, les habrá gustado o no el rasgo de su personalidad que exageró para definir su caricatura, les gustará o no la vestimenta que les coloca, pero todos hacen su colección de los cartones de Falcón en los que aparecen.

Seguramente cada uno de los 186 personajes que aparecen en el informe-libro que les presenta ayer Falcón, tiene la suya”.

jaime.barrera@milenio.com

“Emily”, la caricatura de un sexenio

Por Mayte Osuna

“Gracias por estar aquí para presentar un nuevo personaje de cómic extraordinario (…) Todos de alguna manera lo hemos sentido o padecido”, así se expresó con un tono sarcástico el caricaturista político Manuel Falcón al presentar su libro “El sexenio de Emily”.

Luego de semanas de que los presidentes municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara rindieran informes, tocó el turno al monero, así lo señaló el director de Publico-Milenio, Jaime Barrera Rodríguez, uno de los presentadores del divertido texto.

Falcón, que ha plasmado en el cartón político la crítica mezclada con humor e ingenio y que crea personajes como “El Baboso”, “Dedillo”, “Opaco” y ahora el personaje de “Emily”, al caricaturizar a los hombres del poder.

Y a propósito de su última obra “El sexenio de Emily”, el cartonista expresó ante el auditorio conformado en su mayor parte por los políticos y periodistas: “Muchos me dicen ‘oye pero todavía no termina’… eso es lo malo les respondo. Pero de todos modos garantiza más diversión, vienen los Panamericanos que va a ser extraordinario. Siempre dicen que este evento va a poner a Jalisco en el mapa del mundo, ya Emilio nos puso en el mapa hace un buen rato”.

Barrera calificó como el caricaturista político más seguido de la región y uno de los más importantes del país. “‘El sexenio de Emily’, continuó, es una especie de síntesis de los momentos cruciales y álgidos de la ciudad, el estado, el país y el mundo”.

Falcón explicó que la intención de presentar el texto era documentar lo que ha venido sucediendo en el panorama político del estado pero también en México: “Este libro condensa los tres sexenios panistas que hemos transcurrido, vivido, algunos sufrido, otros que están en el presupuesto lo han gozado, en fin todos tenemos alguna referencia de Bebeto, Paco y Emilio.

Con el humor que lo caracteriza, ironiza: “Como siempre pensamos que después de algo malo no puede haber algo peor, pero en este caso sí, sí puede ser peor. Bebeto terminó siendo  como un ángel comparado con ‘Emily’… y no ha terminado. Todavía podemos esperar cosas mejores de Emilio”.

Originario de Tamaulipas, Falcón relata que sus inicios fueron difíciles: “Mis comienzos fueron difíciles pero siempre ha sido un placer. Siempre he confiado que del otro lado hay un lector, una lectora inteligente y brillante que puede entender que hay que tomar conciencia del lugar en el que uno está, con la gente que uno está y de lo que está pasando”.

Recuerda que cuando llegó a Jalisco le dijeron que el Gobernador, el Ejército y la Virgen de Guadalupe eran intocables. Sin embargo, se alegra de que hoy eso haya ido cambiando.

“Desde entonces creo que se ha avanzado en la opinión pública a nivel de un criterio inteligente, responsable y de crítica, que eso es para lo que trabaja uno. Para que la opinión pública tenga más información y más crítica política, que sepa traducir rápido, a veces de manera didáctica. Que sepa quién es el personaje que está moviendo los hilos”.

Explica que en varias ocasiones, amigos como los caricaturistas Jis y Trino le han aconsejado apartarse de la política: “Jis y Trino me decían deja de hacer política y no te metas en broncas. Pero la verdad a mí siempre me pareció que la parte interesante, truculenta, más humorística, incluso que los chistes blancos está en el uso del poder”.

Falcón destacó la corresponsabilidad que existe entre su trabajo y el lector.  Afirma que finalmente el lector quien lo han creado. “Hay una corresponsabilidad con el lector, los lectores son en realidad los que lo crean a uno. Uno lanza una interlocución y espera respuesta. Yo me dirijo al lector inteligente, esa es la idea. En la medida que ustedes consuman un proyecto periodístico, en la medida en que ustedes me acompañen en la lectura de los cartones”, señaló al dirigirse enfático al público que abarrotó el recinto.

El caricaturita, también admitió haber recibido “varios cañonazos”: “A mí como caricaturista me han ofrecido coches, casas, departamentos, viajes.  Me han ofrecido cargos públicos, querían que fuera diputado”.

El libro “El sexenio de Emily” contiene 425 cartones que ilustran a 186 personajes. En una ocasión el Cardenal le dijo a Falcón que nadie lo leía. Un auditorio repleto demostró lo contrario.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s