“LOS PERIODISTAS” Una visión social

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco-collage-001

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco-collage-002

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco

Alvaro López Tostado editor de ICONO presenta a tan solo tres personajes que ofrecen una visión que difiere a la visión oficial de los entornos de un mismo acontecer regional en el occidente de México. El ejemplo es aplicable al resto del país. Este es un tributo a ese periodismo crítico que denuncia y reclama acciones en conjunto de intelectuales, gobierno y cúpula empresarial todas ellas encaminadas hacia una mejor calidad de vida

Por Alvaro López Tostado EDICIONES ICONO.- Esta vez estaré ofreciendo una breve semblanza de tres personajes que destaca el nivel profesional y crítico de los periodistas CARLOS RAMIREZ POWELL, RAMIRO LOMELI y RUBÉN MARTIN que desde sus propias trincheras, principalmente la radio exponen, exhiben, contextualizan una realidad lacerante, de una misma sociedad ahora bajo sus puntos de vista que si desconoce los avances de triunfalismo que pregona el gobierno federal y regionales en materia de SEGURIDAD, FINANZAS Y EOCNOMÍA Y DERECHOS HUMANOS.

Bienvenido este periodismo de alto contraste social, de convocatoria a la reflexión que debería pero no es, ser el elemento que nutra las acciones de un gobierno en sus tres esferas (Federal, Estatal y Municipal), en los también tres ámbitos de ejercicio por sector (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) junto a una cúpula y élite social en los contextos industriales, financieros, sociales y educativos que daría por respuesta acciones sociales integrales con una nueva dirección, enfoques y realidades que la misma sociedad por más inculta que se vea, sentiría de inmediato en la calidad de su cotidiana y ritual vida agrícola, industrial y urbana.

Bienvenidos a nuestra sección dfe PERIODISTAS de ICONO.-
https://icono2016.wordpress.com/?s=Los+Periodistas

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco2

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco3

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco4

09-26-2016-los-periodistas-de-jalisco-collage-003

Anuncios

Cuando el Editorial es PUBLICIDAD

ZOCALO
Publicidad editorial 0

Publicidad editorial 1

Publicidad editorial 2

Publicidad oficial en total opacidad                                     

Miércoles 08 de Mayo de 2013 13:22

La periodista británica Jo Tuckman considera que la clase política de nuestro país ha sido criticada por el “excesivo gasto en la promoción de los logros de sus administraciones entre sospechas de contabilidad creativa que enmascara el costo real al público” (http://goo.gl/RMVr0).

Esta percepción es una opinión que no pocos mexicanos compartimos. Si ya de por sí es criticable la distancia entre la oferta y la realidad de frases como “Gobierno que trabaja y logra en grande”, “Ciudad de México. Decidiendo juntos”, “Ciudad en Movimiento”, “Compromiso, gobierno que cumple”, lo es más cuando sabemos que no solamente la mayoría de los políticos se “sirven con la cuchara grande” al momento de informar sus “compromisos” y “decisiones”, sino que además no sabemos si realmente esas cifras son, más reales que oficiales.

Muchas acusaciones, pero aún no sabemos cuánto gastan y si hay alguna sanción por los excesos. Por esa razón, entre otras, es bienvenida la segunda entrada del Índice de Acceso al Gasto en Publicidad Oficial en las Entidades Federativas, coordinado por Fundar y Artículo 19, debido a que, con una sólida base metodológica, permite no solamente saber cuánto dinero gastaron o invirtieron los gobiernos estatales sino, además, dimensionar qué se podría hacer con ese dinero.

Publicidad oficial en total opacidad      

Miércoles 08 de Mayo de 2013 13:22

La periodista británica Jo Tuckman considera que la clase política de nuestro país ha sido criticada por el “excesivo gasto en la promoción de los logros de sus administraciones entre sospechas de contabilidad creativa que enmascara el costo real al público” (http://goo.gl/RMVr0).

Esta percepción es una opinión que no pocos mexicanos compartimos. Si ya de por sí es criticable la distancia entre la oferta y la realidad de frases como “Gobierno que trabaja y logra en grande, Ciudad de México. Decidiendo juntos, Ciudad en Movimiento, Compromiso, gobierno que cumple”, lo es más cuando sabemos que no solamente la mayoría de los políticos se “sirven con la cuchara grande” al momento de informar sus “compromisos” y “decisiones”, sino que además no sabemos si realmente esas cifras son, más reales que oficiales.

Muchas acusaciones, pero aún no sabemos cuánto gastan y si hay alguna sanción por los excesos. Por esa razón, entre otras, es bienvenida la segunda entrada del Índice de Acceso al Gasto en Publicidad Oficial en las Entidades Federativas, coordinado por Fundar y Artículo 19, debido a que, con una sólida base metodológica, permite no solamente saber cuánto dinero “gastaron” o “invirtieron” los gobiernos estatales sino, además, dimensionar qué se podría hacer con ese dinero.

ZOCALO

ZOCALO Facebook

Tiempo de Savater

“A diferencia de la estética, la ética nunca cambia”:

Fernando Savater

Por:  | 11:08 p.m. | 19 de Octubre del 2012

El español habla de paz, periodismo, Internet, política y ética.

Fernando Savater viene al país para dar un   discurso en la entrega del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

Las ideas del escritor y filósofo español Fernando Savater, reconocido en todo el mundo por libros como  Ética para Amador , siempre son un faro en la oscuridad. Iluminan campos como la política y el periodismo, temas obligados en esta entrevista, antes de participar como orador principal en la entrega del Premio de Periodismo Simón Bolívar, el próximo martes, en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, en Bogotá.

¿Cómo ve el periodismo de hoy?

Creo que el periodismo continúa y que hay grandes medios de comunicación, tanto impresos como por imágenes o radiofónicos. Lo que pasa es que hoy nosotros también nos hemos vuelto muy exigentes. Es decir, exigimos a la vez una información constante, de primer orden, y también con una capacidad de interpretación adecuada de las noticias, y eso, como es lógico, no es fácil de encontrar.

¿Qué desafíos plantea Internet para el periodismo actual?

Internet es un medio, como lo es la imprenta o como lo es la imagen. Internet no informa en sí mismo, los que informan son personas que lo utilizan; y dentro de eso, hay personas honradas, meticulosas, exigentes, y hay embaucadores y mentirosos. En Internet hay los mismos intereses económicos que afuera,y está lleno de falsedades y también de descubrimientos. Así como puede facilitar la confusión y el error, puede ayudar a los buenos periodistas a que hagan mejor su trabajo.

¿Cree que sobrevivirán los medios impresos al embate de la tecnología?

Es difícil de decir. Yo, sinceramente, en esto soy poco optimista. Para mí, naturalmente, el periódico impreso es la forma por antonomasia del periodismo, pero creo que no tiene mucho futuro. Poco a poco, los medios impresos y periódicos irán apareciendo cada vez más en forma  online , de manera virtual. Es algo que cada vez más va ocurriendo y creo que, dentro de 15 o 20 años, probablemente todos los medios de comunicación serán, fundamentalmente, vía Internet.

¿Es posible conservar el papel de los medios como veedores de lo público?

Sí, claro, no solamente es posible, sino imprescindible, porque Internet tiene grandes posibilidades y también grandes amenazas. No puede pensarse que Internet, por sí mismo, se va a convertir en una fuente fiable de información. Son los periodistas, utilizando Internet, con conciencia de los intereses de los ciudadanos y también de los intereses del mantenimiento de valores importantes transnacionales, como derechos humanos, etc., los que van a conseguir y mantener la información.

¿Son las redes sociales un mal necesario hoy o son el gran invento del siglo XXI?

Las redes sociales son una de las posibilidades de Internet, ayudan a las personas de un modo u otro, les dan la posibilidad de conectarse con otras personas, de desarrollar relaciones, de reforzar identidades personales, pero luego también son, a veces, una pérdida de tiempo y, otras veces, algo que permite a personas sin escrúpulos hacer el mal. No hay ningún juicio total en esto: todo lo que encierra una posibilidad encierra una amenaza.

¿Ha ensayado el libro electrónico?

Leo cosas electrónicamente, sobre todo enciclopedias, obras de consulta, revistas de mi especialidad, todo eso que antes ocupaba un espacio enorme en las casas; hoy prefiero llegar a ellas por vía electrónica. Ya no me compraría una enciclopedia de 30 tomos. Pero, en cambio, las novelas, la poesía, las obras de creación prefiero leerlas en papel. He sido educado en el libro de papel y me parece que es un extraordinario invento. Un amigo mío dice que si el libro impreso se hubiera inventado después del computador, todo el mundo hubiera creído que era un gran progreso. Pero, claro, comprendo también que soy de una generación que se ha educado así.

¿Usa redes como Facebook o Twitter?

No, eso me parece, de momento, una perdedera de tiempo. Leo los blogs de algunos amigos y accedo a informaciones que me divierten, como, por ejemplo, las carreras de caballos, que me encantan. Pero las redes sociales, sinceramente, me parece que roban mucho tiempo y aportan poco.

¿Todavía lee el periódico físico por la mañana, con el café?

Ahora soy peor, porque lo leo dos veces. Cuando me despierto por las mañanas, leo todos los periódicos en el iPad. Después me levanto, desayuno, bajo al quiosco, compro otra vez todos los periódicos y los vuelvo a leer impresos. O sea, he multiplicado el tiempo que dedico al periodismo (risas).

La paz, la crisis y la ética

¿Cómo ve el anuncio de unos diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc?

Ojalá que todo acabe bien, de una manera justa. La paz es importante, pero también es importante que no haya impunidad para los delitos y que, de alguna forma, el Estado mantenga su predominio. No se puede poner en el mismo plano al Estado y a bandas de delincuentes, como es el caso de las Farc. Yo espero que, finalmente, las Farc cedan en su violencia, se integren en el Estado, acepten los castigos que haya que imponer a quienes hayan cometido delitos y que el país se vea libre de ese mal.

Al renacer los aires independentistas de Cataluña, ¿se podrían vislumbrar unos ‘Estados Unidos de España’?

Todo eso es muy especulativo. De momento, eso no existe. Los países tienen ciudadanos de diferentes regiones, pero de todas formas parten de una unidad del Estado. Sabemos que los nacionalistas no quieren formar unos ‘estados unidos’, sino unos estados desunidos, más bien. Cataluña es la parte de España más endeudada, peor administrada, con más déficit. Es una forma de encubrir la incompetencia y la insolidaridad con un revestimiento nacional. Hay que recordar en este caso la célebre frase de Samuel Johnson cuando decía que “el patriotismo es el último refugio de los bribones”.

¿Es optimista frente a la crisis europea?

El optimista es un realista, pero mal informado. Yo soy de los realistas bien informados, y por lo tanto creo que las circunstancias son difíciles, pero no por ninguna maldición de los cielos, sino porque se han cometido abusos, se ha dejado libre el funcionamiento de fuerzas con tendencia a la depredación, como pueden ser los grandes grupos financieros, y también se ha dejado un aumento del gasto y del derroche públicos.

¿Obama o Romney?

Sin duda, Obama. Me parece que ha sido un presidente en la línea de los mejores presidentes de los Estados Unidos; evidentemente, no ha cumplido las desaforadas y las ingenuas predicciones que hubo en un momento hacia él -se le llegó a considerar una especie de divinidad-. Evidentemente, ha sido un presidente real, con aciertos y fallas, pero creo que en general ha sido un mandatario que ha tenido muchos más aciertos y que, por supuesto, en un segundo mandato llegaría a hacer muchas de las cosas que no pudo en el primero.

En su nuevo libro dialoga con jóvenes, ¿cómo encuentra a la juventud?

Los jóvenes son muy distintos y tienen una vinculación diferente con el estudio, con el conocimiento, con su trabajo. Encontré jóvenes inquietos que tienen acceso a mayores y sofisticadas fuentes de información, diferentes a las que teníamos nosotros a su edad. Muchos de ellos tienen una capacidad de argumentar o de razonar de primer orden. Es verdad que, como todos los demás ciudadanos, están influidos por los medios de comunicación, por lo que escuchan, por el ambiente informativo en que se mueven. Pero los grupos que encontré me interesaron mucho. No sé si yo los hice pensar a ellos, pero ellos me hicieron pensar a mí.¿La percepción de la ética de un joven de hoy es distinta a la del pasado?

No, la ética no cambia. A diferencia de la estética, que es transformación, y su valor es la novedad, el cambio, los principios éticos son estables. De ahí que un libro teórico sobre ética, como  ‘Ética para Amador’, , se haya mantenido vigente durante 20 años. Si las cosas cambiaran, cada cinco años habría tratados de ética distintos. La ética es, de alguna forma, una reflexión sobre la libertad y el reconocimiento de lo humano por lo humano, y eso es estable a lo largo del tiempo, naturalmente con matices. Por ejemplo, Internet plantea unos problemas éticos que Aristóteles no se planteaba, porque, claro, no llegó a conocer ese medio de comunicación. Es decir, cambian los problemas, pero la perspectiva moral, en buena medida, sigue siendo idéntica.

Pese al desprestigio de la política, usted es un fiel defensor de ella. ¿Por qué?

Porque la política es la base de la democracia. La democracia es la transformación en políticos de todos los ciudadanos. Y mientras en las dictaduras, las autocracias y en otro tipo de regímenes secuestran el gobierno y la gestión de lo común para un pequeño grupo, la democracia es extender a todos los ciudadanos la necesidad de participar y de intervenir en la gestión de lo público. Eso es lo que se llama político; por lo tanto, sin política no hay democracia. Luego están los políticos, que pueden ser buenos o malos, como también hay médicos buenos y malos.

¿Por qué es importante la ética?

Cualquier ser humano racional que sabe que es libre y que tiene que argumentar sus motivos de acción debe preocuparse por la ética. La ética no es más que una perspectiva de reflexión sobre nuestra actividad libre, que es obligatoria. Todos tenemos que elegir lo que vamos a hacer, nuestros proyectos, formas de convivencia y valores, a qué le vamos a dar prioridad.

La urgencia de su nuevo libro

Después de ‘ética para amador’, ‘Ética de urgencia’.

Dos décadas después de su exitoso ensayo ‘Ética para Amador’, Savater insiste en el tema de los valores, la libertad, las motivaciones, pero incluye la palabra ‘urgencia’ en el título. ¿Por qué? “Precisamente para distinguirlo de ese otro nivel teórico de referente que era ‘Ética para Amador’ -dice el autor-, que era un libro que se distanciaba un poco del presente (…) Era un libro teórico, y, por lo tanto más intemporal. Pero hoy, de lo que estamos hablando es: ‘¿qué hacemos?, ¿qué postura vamos a tomar?, ¿cómo vamos a responder ante los retos del presente?’. De ahí, esa palabra de urgencia”.

Carlos Restrepo 

Cultura y Entretenimiento

Como saber que la publicidad no es un engaño

No hace mucho planas enteras de publicidad en diarios locales, regionales y nacionales, estuvieron invadidos por la publicidad de NEOSKIN, una franquicia que se vendió a lo largo y ancho del país… no solo no fue un gran fraude del que no queda nada, sino que las mismas empresas periodísticas, espectaculares, vayas y cuando proveedor de publicidad participo, se quedaron con tremendos agujeros en sus finanzas, contabilidades y en sus acervos de EXPERIENCIA.

De los afectados franquisitados.. no se sabe mucho… y de los dueños de la marca tampoco…

Villas Panamericanas en Guadalajara

4 jun 2005 Guggenheim

Mural 4 jun 2005 Guggenheim

Arcos del Milenio para 2000

Arcos del Milenio en 2012

Las editoriales inhertes…

El ejercicio editorial tiene muchos hit´s en muchas áreas de la información, es evidente que en temas del entretenimiento la atención de las audiencias es un hecho. En temas de tecnología se tiene  siempre espacios en la juventud que está ávida de información. En temas de moralidad hay grupos radicales y extremos que están al pendiente de las tendencias que marcan nuevas doctrinas del pensamiento…

En deportes los climas de la información tienen TOTEMS completos de culto. En política, (tema que nos preocupa hoy) donde convergen todos los esfuerzos de la empresa de la información, todas las editoriales, todos los esfuerzos, cada una de las experiencias que establecen vínculos entre noticias y audiencia, políticos y comunidad simplemente están inhertes, están muertas, existen pero son sombies de alto costo, baja rentabilidad y hoy blanco del crimen organizado.

Por Alvaro López:

En mi entidad o región unos 20 ejercicios editoriales son una muestra de de los editoriales inhertes, estos alcanzan altos niveles de basura cotidiana, las circulaciones (bajas) solo en círculos cerrados de grilla y depredación inminente donde la descalificación es la pauta entre la nota y los contenidos, entre los personajes y sus institucionales ejercicios del poder público (ya sea en trabaja parlamentario, gestión pública, administración de recursos del erario, etc. Simples o complicados esquemas de burocracias).

Círculos depresivos no productivos, generan la necesidad imperiosa de encontrar nuevos esquemas de análisis, provocación de la reflexión y cambios de actitud que lleven a mejores niveles del ejercicio de la política, encontrando en la comunidad los beneficios de una nueva misión en la vocación de estos muy anárquicos personajes.

Hay que dejar editoriales carentes de vida, de sentido denunciativo, evoluciones que reclaman mejores niveles de periodismo, donde la información, el análisis y los contenidos se forjan con formas y fondos que terminan por accionar mecanismos que exponen el poder real de los medios.

Bienvenidos a una evolución de nuestro MEDIO este 2015

Bienvenidos a una evolución de nuestro MEDIO este 2015

Etica periodística en la FIL

Reflexionan papel televisivo

GRUPO REFORMA (MURAL)Por José Armando García

(28-Nov-2010).- Con la presencia del periodista colombiano Javier Darío Restrepo en la conferencia inaugural “La Ética Periodística en el Trabajo Televisivo”, se inició, el Primer Encuentro sobre Televisión “Reflexiones sobre una Realidad Televisiva”.

El maestro Mario Ramos, quien es presidente del Colegio Estatal de Estudios Políticos y Gobierno y coordinador general del encuentro, dio a conocer ayer un poco más acerca de este foro, en el que se debatirá acerca del papel de los canales de televisión desde un punto de vista académico. “La Universidad de Guadalajara está en próximas semanas a abrir el canal 44 de televisión abierta, y pues el canal tiene la inquietud y ve que sería muy conveniente abrir un espacio de reflexión, debate, de los asuntos relacionados con la televisión desde un ámbito académico y también desde el ámbito profesional de la producción”, dijo Ramos.

Además de la presencia del colombiano, el encuentro tendrá la presencia de Jenaro Villamil, Magdalena Acosta, John Ospina, entre otros. Para Ramos, uno de los objetivos de este encuentro es reflexionar acerca del papel que tiene la televisión pública frente a la privada, en la que encuentra áreas de oportunidad. “Yo creo que sí hay muchas áreas donde se debe mejorar y creo que, ahí, una responsabilidad muy grande la tiene la televisión pública, la oferta que existe de televisión privada es más o menos limitada, uniforme, creo que hacen falta muchos aspectos en los que no entra la televisión comercial, que la televisión publica tiene obligación de entrar, programación que difunda la cultura, que promueva valores, la formación cívica, que no son temas relevantes para la televisión privada, creo que hay ahí una gran veta para explotar”, comentó Ramos.

Un objetivo planteado por el encuentro es la búsqueda de contenidos para los canales universitarios, y dentro de este plan se incluye la presencia de tres invitados de Colombia.

El zumbido del gurú Javier Darío Restrepo y el canal 44 RADAR Jaime Barrera Rodríguez

Tuve el honor de presentar ayer al maestro Javier Darío Restrepo, periodista colombiano con 53 años de trabajo periodístico y una de las voces más autorizadas para hablar del tema de la ética periodística, en su participación como conferencista inaugural del Primer Encuentro sobre Televisión: ‘Reflexiones sobre una realidad televisiva’, que abrió ayer en el marco de la Feria Internacional del Libro y como preámbulo al lanzamiento del Canal 44 de la Universidad de Guadalajara.

Hoy tendremos el gran privilegio de que visite nuestra redacción.

Este veterano periodista es autor de 22 libros y maestro permanente de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. En la página de Internet de la FNPI, Darío Restrepo da respuestas constantes a cientos de periodistas, que le preguntan a diario en su Consultorio Ético. Hasta ayer se tenía el registro de mil 60 consultas que le hacen colegas de toda América Latina y de otras partes del mundo. Es además, como seguramente lo habrán notado en las páginas dominicales de Público-Milenio, una referencia constante de nuestro defensor del lector, Juan Carlos Nuñez.

Y es que como señaló el Premio Nobel de Literatura 1982, el también colombiano Gabriel García Márquez, “la ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodista como el zumbido al moscardón”, al reflexionar sobre esta situación del periodista que se enfrenta cotidianamente a múltiples dilemas éticos en las decisiones que se toman en las redacciones de los medios de comunicación.

Hace 10 años tuve la oportunidad de asistir a uno de los talleres que sobre ética periodística impartió Darío Restrepo a colegas mexicanos en Tapalpa. Ayer que lo volví a escuchar, el zumbido de sus conceptos su oyó más fuerte y clarificador. Con su calidez y lucidez característica, actualizó las tesis principales de su libro El zumbido y el moscardón y nos recordó que los dilemas que ponen en conflicto al profesional de la prensa no lo enfrentan a la elección entre un camino bueno y uno malo, sino entre dos caminos buenos, y que el reto es encontrar el camino correcto, la mejor solución, aquella que respete los valores de la función social del periodismo, y que por encima de todo ponga el derecho de los ciudadanos a tener información veraz y completa de las historias que se le presenten. La ética, reiteró, lleva a la excelencia periodística.

Tras su ponencia ‘La ética en el trabajo televisivo’, Darío les dejó también un enorme reto a los directivos de la nueva televisión universitaria: hacer posible una televisión que rompa con la pasividad sumisa y genere en la teleaudiencia una proactividad creativa, que aporte a la democracia y sea un instrumento de servicio para ganar día con día su credibilidad. “Decir la verdad, aunque al poder siempre le estorbe”, les dejó de tarea.

jaime.barrera@milenio.com

MAS DE RESTREPO…. si desde la óptica ahora del Informador…

El autor colombiano destaca que en el periodismo hay que buscar equilibrio entre la razón y la pasión para publicar responsablemente

GUADALAJARA, JALISCO (30/NOV/2010).- Javier Darío Restrepo, ese viejo periodista que tiene un consultorio ético en la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano y es un referente en América Latina por aconsejar sobre la cobertura periodística responsable, está de nuevo en Guadalajara pero mañana se va: no quiere volver a pasar su cumpleaños, el próximo 3 de diciembre, fuera de su natal Colombia. Vino a presentar el nuevo canal de televisión de la Universidad de Guadalajara y dictó la conferencia inaugural del I Encuentro de Televisión Pública en el marco de la Feria Internacional del Libro.

Autor de El zumbido y el moscardón, un libro que plantea preguntas sobre el quehacer común en las salas de redacción y que involucran cuestiones éticas, Restrepo subrayó, en entrevista, la necesidad de que los periodistas actúen con responsabilidad profesional a las amenazas que sufre su oficio: “El periodismo fluctúa en extremos, entre los sentidos y la racionalidad, pero el periodista debe ser responsable con lo que publica. Hoy en día tenemos medios de cálculo, aquellos que dicen mucho en números pero no atrapan al lector; pero también tenemos medios muy sensacionalistas que llevan la sangre en la portada. Ninguno de los dos da periodismo de calidad”.

Una historia conocida

“El periodista debe ir a ver los hechos para poder contar lo que vio, pero muy pocas veces se detiene para reflexionar sobre lo que publica. Debe usar menos sus sentidos y más su inteligencia”, dice Restrepo, un periodista que no se cansa de saludar personas que lo reconocen en su andar pausado. Tiene dos aparatos para escuchar en las orejas y, en sus lentes, la vista de un hombre atento cuando se le pregunta cómo se debe cubrir el narcotráfico: “En México están viviendo cosas que nosotros ya pasamos hace 20 años (en Colombia): no aprendimos mucho, pero ya empezamos a vislumbrar cómo debemos hacerlo.

No hay que publicar sólo por publicar, porque al periodista quizá no lo matan por lo que dijo, sino por cómo lo dijo, por poner datos inexactos o porque se mete en la vida de los narcos y ellos son demasiado susceptibles: los insultamos sin querer”.

La lógica es sencilla: el narcotraficante viene de ambientes “probísimos” y poco a poco va subiendo de estatus hasta que logra un poder que sólo se reconoce en las armas. Cuando el periodista cubre hechos violentos y publica datos inexactos o narcomensajes, o cuando adjetiva, puede ofenderlo. De nuevo dice Restrepo: “Hay que buscar un equilibrio entre la razón y la pasión para poder publicar responsablemente”.

Restrepo también dijo que, aunque no está de acuerdo con ella, respeta la decisión del Diario de Juárez, el periódico de esa ciudad chihuahuense que publicó una editorial para pedir una tregua a los narcotraficantes: “No hay nada más respetable que el miedo de la gente”.

El compromiso con el oficio

Las amenazas del periodismo no están sólo en el narcotráfico, también en las redacciones hay un riesgo que pocos cuentan y muchos padecen: “Un periodista mal pagado es un periodista que hará una labor mediocre”. Y afirma, con la seguridad que dan las líneas de su cara, que no se puede hacer periodismo “mientras estás pensando en otras cosas, en completar la despensa, en hacer otros pagos”.

El colombiano dice conocer el modelo periodístico mexicano: “Sé que los periodistas mexicanos son muy divididos, muy individualizados… una salida podría ser la unión del gremio”, pues deben sentir que su labor es importante: “Deben ser alentados, estimulados y acompañados”, ya sea por sus medios o por sus compañeros. “Un periodista que hace periodismo de calidad dignifica a la sociedad”.

Darío Restrepo es el consultor ético por excelencia, pero él no se siente así: “Hablar de ética se piensa que es como ir al médico cuando le dice: ‘Esto no puedes comer, esto tampoco debes hacer, ni esto otro…’ y, cuando uno pregunta qué es lo que sí se puede comer, el médico se queda mudo. Hablar de ética es lo contrario: es hablar de posibilidades”.

La última vez que Darío Restrepo estuvo en la Feria Internacional del Libro vivió uno de los cumpleaños más emotivos que recuerda: “Después de mi conferencia, bajé del estrado y todo el auditorio me empezó a cantar Las mañanitas; lo disfruté mucho”. Pero este año él se va a casa antes de cumplir otro año más… y el periodismo mexicano se queda con sus historias, con el narco, con las amenazas dentro y fuera de las redacciones, y aún con muchas posibilidades.


Aguilar Camín y el periodismo

Nota de Jorge Medina Viedas MILENIO 30/Mayo/2010

Los medios de comunicación enfrentan cuestionamientos sobre la forma de abordar el problema de la violencia, y la amenaza sobre las empresas y los periodistas es latente.

En su condición de periodista, escritor e intelectual, Héctor Aguilar Camín tiene tiempo debatiendo este tema y lo hizo de nuevo en el foro Medios, violencia y responsabilidad social, el cual se celebró en la Universidad Veracruzana, el día de ayer.

El sustento de este debate se explica en parte porque los medios mexicanos, en realidad, no estaban preparados ni capacitados para abordar con rigor el asunto de la violencia sangrienta desencadenada por la lucha contra el crimen organizado. En consonancia con otras opiniones, el columnista de MILENIO Diario señala que, sorprendidos y rebasados por estos sucesos, el tratamiento escrito y gráfico ha derivado en amarillismo o en algunos casos en apología del delito.

La desviación anterior obliga a reflexionar sobre la responsabilidad social de los medios, una responsabilidad en la que debe mediar, sostiene Aguilar Camín, un “debate exigente”, porque, además, revela lo poco proclive que es la prensa mexicana a hacer la crítica de su propio trabajo.

En efecto, los medios no son lo suficientemente críticos consigo mismos en la medida en que lo son con otros actores de la vida pública, a quienes no pocas veces dan un trato ofensivo, y lo que es más grave, basado en sospechas o en datos poco confiables. (casos de Paulett, ABC Hermosillo, Diego Fdez. etc)

Es decir, no es común ver en la prensa lo que tanto exigen a los demás: al ponerse a salvo de la crítica, la falta de transparencia se pone de manifiesto cuando no se sabe de sus tirajes, de sus anunciantes, de las razones de por qué se omite o se publica cierta información, y si se publica por qué lo hace con ciertos sesgos.

El periodismo empeora sus circunstancias cuando las presiones del poder buscan limitar la libertad de informar y opinar. Sin embargo, los medios no tienen por qué desconocer sus propias limitaciones:

  • El tratamiento sin rigor de la información,
  • La falta de profesionalismo,
  • La ausencia de ética,
  • El abandono de la investigación

Hablan de un problema de distorsión del conocimiento, que es lo que debe marcar la pauta del buen periodismo.

Cuando esto sucede, cuando este último se repliega ante estas distorsiones, los resultados del trabajo en la prensa escrita o electrónica llegan a provocar:

  1. Veredictos erráticos,
  2. Juicios falsos o calumnias, y lo que es más grave, a…
  3. Provocar reacciones sociales contraproducentes.

El debate sobre el periodismo de nuestro tiempo aclara lo que somos como sociedad. Es verdad que a los medios en su conjunto, así como los tomó de sorpresa la transición política de la década pasada, y a sus expensas crecieron muchos árboles torcidos de la política y de la sociedad, hoy, la lucha contra el crimen que puso en marcha el gobierno de Felipe Calderón, además de sorpresiva, ya ha dejado marcas fatales que pueden convertirse en verdaderos estorbos para el desarrollo de la democracia mexicana.

En primer lugar, la violencia ya llegó a todos los ámbitos del país. No obstante, en los estados, se tiene a medio metro la espada de Damocles de los poderes fácticos, pero también de los poderes formales. El terrorismo fiscal contra el diario El Dictamen de Veracruz, ordenado por el candidato del PAN Miguel Ángel Yunes, es un grave atentado contra la libertad de prensa, y demuestra la persistencia malévola del uso político partidista del poder.

La vida de los medios ha cambiado. La conducta de las empresas y de los reporteros es diferente. Asimismo, sabemos que los periodistas no tienen los recursos jurídicos ni materiales para enfrentar las amenazas o los ataques violentos de tales poderes formales e informales, como tampoco el Estado ni sus propias empresas han estructurado los mecanismos eficaces para defenderlos.

Los datos proporcionados por el rector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias, en este mismo foro, son para alarmar a cualquiera. Desde esa batalla iniciada en diciembre de 2006, 20 periodistas han sido asesinados en México y seis más han desaparecido.

De los 48 periodistas asesinados desde 1992, 74% cubría temas relacionados con el crimen. 42% eran reporteros de la prensa escrita. Y el dato más grave, señaló el rector, es que 89% de los casos ha quedado impune.

En peligro los oficiantes y en crisis de identidad lo medios, se tiene que organizar la defensa decidida de ambos. Aguilar Camín insistió en la solidaridad entre todos los medios; consideró fundamental emplear su influencia a plenitud y de forma inteligente contra quienes atenten en su contra; pero también, el autor de La Guerra de Galio planteó que estos medios de comunicación apliquen una política editorial que acabe con distorsiones y amarillismo, que devuelva la nota roja a las páginas interiores y, al mismo tiempo, sugirió que, frente a las amenazas y agresiones de los poderes formales e informales, hay que usar la estridencia que con tanta eficacia se usa para otros casos.

Nota de jorge.medina@milenio.com

Enlaces y referencias virtuales ALVARO LOPEZ