Jorge Ramos y “La renuncia de Peña Nieto”

"La Renuncia de Enrique Peña"

“La Renuncia de Enrique Peña”

Como periodistas estamos obligados a reportar que hay muchos mexicanos que están pidiendo la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto. No reportarlo sería mentir, hacerle el juego al gobierno o, peor aún, autocensura.

Miles han pedido su renuncia de la Presidencia en las múltiples protestas por la desaparición de 43 estudiantes y en las redes sociales. Los testimonios, los videos y los tweets ahí están. No estamos inventando nada. Así que hablémoslo.

¿Por qué piden su renuncia? Por incapaz, por no poder con la violencia que aterra al país, por los altísimos índices de impunidad y corrupción, por tener una política de silencio frente al crimen y, sobre todo, por la terrible y tardía reacción ante la desa- parición de 43 estudiantes en Guerrero.

Peña Nieto actuó con incomprensible indiferencia y negligencia: se tardó 11 días en hablar en público desde que ocurrieron las desapariciones; se ha negado a realizar una sola conferencia de prensa o una entrevista con un periodista independiente -de hecho, no ha respondido a una sola pregunta sobre el tema; y tuvieron que pasar 33 días para reunirse con los padres de los estudiantes desaparecidos. Todos errores. Eso es precisamente lo que un presidente no debe hacer nunca.

Un presidente nunca debe esconderse, y Peña Nieto se ha escondido. No ha querido dar la cara. Me ha tocado cubrir muchas crisis internacionales y los mandatarios, generalmente, salen en público, responden preguntas y toman responsabilidad de los hechos. No es el caso de Peña Nieto. Y cuando el presidente no preside y se achica, deja al país a la deriva.

En México los presidentes no renuncian. Hay muy pocos casos en nuestra historia. Se quedan seis años en el poder, pase lo que pase. Pero la Constitución sí contempla una salida.

El artículo 86 de la Constitución mexicana dice: “El cargo de Presidente de la República solo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia”. ¿Es “causa grave” lo que está pasando en México respecto a la inseguridad, impunidad e incapacidad para gobernar?

Datos. Una encuesta del INEGI confirma que el primer año de Peña Nieto fue peor que los últimos dos de Felipe Calderón. En el 2013 hubo 10.7 millones de hogares que sufrieron algún delito (33.9% de la población). Datos. El 67 por ciento de la población dice que vivir en su ciudad es “inseguro”. Datos. El 93.8 por ciento de delitos no se denuncian, en su mayoría, por desconfianza a la autoridad. Datos. Hubo más secuestros en el primer año de Peña Nieto que en cualquiera de los seis de Calderón, según la Secretaría de Gobernación. Y el 2014 también viene mal. Ve aquí los datos oficialeshttp://bit.ly/1moTYql

¿Cuántos mexicanos quieren la renuncia de Peña Nieto? No hay, todavía, ninguna encuesta que se haya atrevido a preguntarlo. Lo cierto es que para millones de mexicanos Peña Nieto no ganó limpiamente la elección del 2012 y esa percepción de ilegitimidad complica su mandato. Además de tener una elección cuestionada y un apoyo minoritario -solo 38% del voto- ahora no puede con el puesto. Le quedó grande. Eso es grave.

Ante la violencia, Peña Nieto ha sido un presidente débil, huidizo. Prácticamente se esfumó ante la matanza del Ejército de 22 civiles en Tlatlaya y ante los muertos de Guerrero. Lejos quedaron los discursos triunfalistas por las 11 reformas y la construcción del nuevo aeropuerto capitalino.

Peña Nieto, desde luego, no va a presentar nunca su renuncia. Ni este Congreso -con sus complicidades y alianzas- se atrevería a sugerirla. El gobierno seguramente dirá que los pedidos de renuncia al Presidente son producto de un pequeñísimo grupo de radicales y resentidos. Pero eso no es cierto. Esto apunta a un vibrante y naciente movimiento cívico y democrático. La marcha al Zócalo del 22 de octubre fue una de las más grandes de este siglo en México. Imposible no verlo.

Es irónico que uno de los presidentes más jóvenes que ha tenido México haya perdido el apoyo de los jóvenes. Dudo que el Presidente pueda ir hoy a alguna universidad del país. El futuro ya le dio la espalda a Peña Nieto. Y no habrá viaje internacional sin protestas por las violaciones a los derechos humanos en México.

Pedir la renuncia de Peña Nieto es, por ahora, solo un ejercicio de libertad y de protesta. Y como reporteros lo debemos contar. Cuando hay abusos de poder, el periodismo tiene que ser contrapoder.

@jorgeramosnews

Bienvenidos a ICONO Fanpage

Bienvenidos a ICONO Fanpage

25 años presentado las noticias… Jorge Ramos

El periodista mexicano Jorge Ramos, ganador del Trofeo Emmy y director senior de noticias de Univision Network, señala en esta columna publicada por Infobae.com algunas claves del buen perodismo que debemos tener en cuenta:

Los pilotos saben volar aviones. Los futbolistas meten goles. Y los cerrajeros abren puertas. Ese es su oficio.

Los periodistas también tienen un oficio: credibilidad. Si no se puede creer a un periodista, su trabajo no vale nada.

Como parte de nuestro esfuerzo para informar a lectores, espectadores y oyentes acerca de lo que está ocurriendo en el mundo, los periodistas reporteamos lo que vemos y lo que encontramos en el campo. No es poca cosa – la credibilidad no es sólo nuestro oficio, es nuestro activo más valioso. Y si lo que escribimos o transmitimos no refleja la realidad, la gente, obviamente, dejará de confiar en nosotros.

Conozco a muchos periodistas a los que nadie les cree nada. Algunos estuvieron o están muy ligados con el gobierno. Son simples voceros. Otros reciben dinero por decir cosas. Varios más tienen una agenda ideológica. Son, quizás, publicistas pero no reporteros. No se les puede creer.

Por supuesto, hay otro tipo de periodistas: los reporteros que son fieramente independientes y que dicen lo que ven, aunque duela o sea impopular. No les da miedo preguntar. Hacen temblar a los poderosos. Investigan lo que otros esconden. Leerlos y verlos es una obligación. Esos son los verdaderos periodistas.

Tras comentar el escándalo de Rupert Murdoch, presidente y socio mayoritario de News Corporation y de su periódico británico, The News of the World, Ramos reflexiona sobre la confianza, las redes sociales y el trabajo de reportear:

Esto del periodismo es algo muy frágil; es una simple cuestión de confianza. Es algo casi religioso. Crees en un medio o no crees. Y si la pierdes la confianza – como un jarrón que se rompe en mil piezas – nunca más la vuelves a recuperar. Yo entiendo que en estos días, ante millones de datos disponibles en Internet, es muy difícil saber a quién creer. Pero la tarea del periodista es seleccionar la información. Después de todo, la diferencia principal entre alguien que twitea o lanza mensajes a través del Facebook y alguien que reportea es que este último confirmó la información e hizo un esfuerzo sincero y profesional por decir la verdad.

Jorge Ramos: “Para los periodistas, la credibilidad lo es todo”


Fin del papel… ¿sera?

clic en la imagen para ampliar el texto

Mucho se habla de las tecnologías, de la evolución del acceso a la información, de la globalización….  inclusive nosotros hemos estado inmersos en el tema por buen rato. “El Contenido es el rey” así se marca la pauta, y la audiencia, lector, usuario ira tras dicho contenido en el formato y accesorio necesario (Inclusive el Papel).

Hoy a diferencia del siglo pasado donde las noticias y la información estaba presente en radio, tv y periódicos (magazines) hoy el medio se remultiplica a multimedios… los accesorios para acceder a la información son muchos. Teléfonos, tablets, Ipads, Ipods y los medios tradicionales siguen consolidados, como radio a.m. y f.m., Tv, abierta y de paga (cable, satélite), la oferta de la información es la misma de siempre, solo que hoy es global… Londres, Parí, Buenos Aires y Dubai generan información, al igual que la CIA, la DEA y la PGR… solo que se accede a ella de distancias diferentes (Tenemos mas alcance, mas cobertura) por consecuencia mas información de la que podemos procesar (Internet).

Hoy hay que conocer los mapas de la información, los accesos a la misma, los ordenadores, pero podemos seguir complaciendo el gusto, el recato y la primicia de leer nuestro cotidiano periódico que en forma escrita sigue llegando todas las mañanas a nuestra casa.

Saludos… Alvaro López

Jorge Ramos… Rostros del periodismo 2010

10 preguntas al periodista Jorge Ramos en US

Jorge Ramos Avalos, (periodista, nació en la Ciudad de México, 16 de marzo de 1958) es el conductor de Noticiero Univisión.

Jorge Ramos es uno de los más importantes periodistas de la industria mediática hispanófona en Estados Unidos. Está orgulloso de ser “la voz de los que no tienen voz”.[1]

Ramos comenzó su carrera de periodista trabajando en una radiodifusora en la Ciudad de México. Cuando la cadena de televisión más grande de México, Televisa, censuró su primer reportaje, decidió emigrar al norte en busca de la libertad periodística, la cual no existía en México.

Ramos llegó a Los Angeles el 2 de octubre de 1983. “Todo lo que yo tenía lo podía cargar con mis dos manos: una maleta, un portafolios y mi guitarra”, ha relatado.[2]

Empezó a trabajar en Univisión en 1985 y desde entonces ha entrevistado a muchos líderes mundiales, entre ellos Fidel Castro, Bill Clinton, George W. Bush, Hugo Chávez, Evo Morales, Vicente Fox, Carlos Salinas de Gortari, Andres Manuel Lopez Obrador, Felipe Calderón, Hipólito Mejía, Mauricio Funes y muchos más.

Entrevista a Carlos Salinas de Gortari:

Entrevista a Enrique Peña Nieto:

Jaime Bayly Español que entrevista a Jorge Ramos…