Cátedras de Comunicación Mediática

La tecnología obligó a fusionar a los medios de forma integral hoy las narrativas pasan por procesos y evoluciones que exigen los nuevos esquemas de exposición de contenidos (Narrativas y Promociones) Marketing y Contenidos en igualdad de circunstancias… socios, asociados, antes antagonistas hoy simplemente hermanados…

Los nuevos medios demandan nuevas formas narrativas. La narrativa audiovisual, base sobre la que se articulan los discursos en los medios, necesita de una reflexión donde se introduzcan todos los parámetros que el uso de la tecnología está haciendo variar, tanto en el fondo como en la forma de construir y entender la realidad… la mercadotecnia invade los contenidos en todos los sentidos.

Por: Alberto Garcia MADRID 2015 #MundosDigitalesICONO.- En este sentido, no creo que existan narrativas digitales o analógicas, sino que la narrativa es independiente de la tecnología; es una manera de contar y esto se construye desde el lenguaje.  Una característica de la tecnología digital es que sistematiza y clona, lo que parece de algún modo ir en contra de la independencia de cada relato. Se podría entender que la tecnología condiciona el relato, pero no lo construye por sí misma.

Nuevas fórmulas para la narrativa.- El presente artículo aborda la necesidad de encontrar nuevas fórmulas de narrar a partir de la convergencia de medios y la multiculturalidad, estructurando el relato en dos partes principales: el contexto general y los formatos y relatos. No obstante, existe un tercera parte -implícita en la segunda- y que se refiere a los proyectos docentes encaminados a explicar esta nueva realidad a los futuros profesionales. Este hecho me parece fundamental para explicar y cerrar adecuadamente el proceso regenerativo que está produciéndose en la narración digital.

Las #CátedrasDigitales a la par de las #CátedrasdeComunicación y #CátedrasdePERIODISMO están destinadas a exponer la comprensión de las circunstancias implícitas en este cambio, empezando por las diferencias entre la narratología estructuralista y la narratología cognitiva, para explicar la conexión entre la estética de la producción y la estética del efecto.

Transmedia… ¡interactivas, dinámicas… audaces! Las claves para entender este nuevo contexto están supuestas en las incipientes claves de producción y realización asociadas a las nuevas maneras de comunicar y construir inherentes y propias de la tecnología digital: el cine sin autor y el crowdfunding. Esta nueva manera participativa de entender la narración convierte el texto en una experiencia colaborativa y participativa entre el autor y el público, variable que está presente en el resto del libro con cada una de las propuestas reflejadas. La estructura de la narrativa sitúa al lector (Audiencia o TARGET) frente a experiencias concretas que abordan los aspectos de producción y de formación que se han ido realizando y que han resultado interesantes para las coordinadoras del texto, cuyo el criterio en la elección de las mismas es de elogiar.

Hoy la nueva narratividad del videojuego como un museo imaginario en el que el relato propuesto destruye el concepto de autor, deteniéndose en lo iconográfico y rompiendo con lo Iconológico fusiona los contextos digitales con los virtuales. Dos disciplinas que se funden en la nube del internet que emanan de la evolución de los dispositivos móviles y las consolas de juegos. La nueva narrativa si aborda la realidad de la investigación y la docencia en la Comunicación Audiovisual en los planes de estudio en Argentina, trascendiendo la necesaria convergencia entre empresa y universidad para complementarse en una realidad educativa más próxima a las necesidades profesionales que a la reflexión de las exigencias de los medios. Interesante ejercicio de realidad que concluye retratando el inmovilismo de la investigación frente a la demanda transmediática que los alumnos parecen demandar y que, por otro lado, es necesario para la industria.

El uso de las redes sociales, programación específica, canales temáticos en Internet, streaming, televisión a la carta, blogs, etc., son analizados para explicar la nueva narratividad. Si hay algo que descubres cuando terminas de leer esteartículo es que, a pesar de todo lo andado, todo está por descubrir en esta nueva cultura digital. Y esto parece un viaje apasionante que es necesario narrar. En esta dirección, este libro parece ser una buena guía para empezar el viaje.

Bienvenidos a #EdicionesICONO y el empoderamiento de contenidos gracias a#AccesoriosDigitales. http://AltaCorporativo.com #SéptimoBanner

Anuncios

Cátedras de Periodismo, Comunicación y Publicidad.

Emilio García-Ruiz, el director responsable de la edición digital del Post.

Emilio García-Ruiz, el director responsable de la edición digital del Post.

Washington Post.

Washington Post.

Washington Post.

Washington Post.

“¿Se está tragando Facebook al periodismo? abrázalo”

¿Se está tragando Facebook al periodismo? Si así es, no importa; abrázalo”, dice el jefe digital de Washington Post. Es bueno tener un multimillonario con paciencia como dueño del medio sí. Pero es aún mejor tener un dueño multimillonario con visión. Y la visión del propietario del Washington Post, Jeff Bezos, es que un medio de noticias necesita difundir sus contenidos por todos lados, y hacerlos gratuitos.

Bezos está animando a sus periodistas a adoptar un modelo de negocio que sigue los principios de la venta al por menor que él ha aprendido durante muchos años como el máximo ejecutivo de Amazon, el minorista online más grande de prácticamente todo en Estados Unidos.

Whashington Post, La difusión por todos lados

Algunos profesionales del periodismo estadounidense han criticado al Post por adoptar una estrategia parecida a la de BuzzFeed, que genera cientos de millones de páginas vistas mensuales por sus vídeos de gatos, los listados de los 15 tipos más sexys etc. Sin embargo, la estrategia del Post ha conseguido sus frutos: el medio de Washington rebasó a su rival, New York Times, en tráfico digital en octubre de 2015.

La persona encargada a poner en práctica esta visión es Emilio García-Ruiz, el director responsable de la edición digital del Post. Un concepto fundamental en la venta al por menor es el “embudo de las ventas”, explicó García-Ruiz durante su conferencia magistral el 10 de marzo en el Congreso de Periodismo Digital en Huesca. La idea es hacer que el mayor número posible de personas pruebe tu producto (en periodismo, se trata de difundirlo mediante las redes sociales y buscadores), convencer a algunos que lo compren y finalmente convertirlos en compradores habituales de productos de más valor. En cada etapa, el grupo de usuarios se reduce pero sus miembros gastan más.La clave en términos comerciales, dijo García-Ruiz, es ampliar constantemente la cantidad de nuevos usuarios que entran en el embudo de ventas exactamente como Amazon lo hace en su negocio. En términos periodísticos, insistió, la clave es unir el mejor periodismo con la mejor tecnología para que los usuarios regresen una y otra vez.García-Ruiz se dirigió a la audiencia de 400 periodistas, profesores y alumnos en su excelente español -aprendido en casa de sus padres españoles, un madrileño y una barcelonesa que migraron a Estados Unidos en los años cincuenta.

[A veces, debió pedir ayuda al moderador para recordar la palabra en castellano para varios términos periodísticos como headline (titular),newsroom (redacción) y deadline (cierre).]

Las realidades duras

Entre las realidades que los medios tradicionales como el Post necesitan enfrentar, según García-Ruiz, está el contraste entre los modelos tradicionales de lo que es el verdadero periodismo, simbolizado por la portada y el home page, y la del mundo digital donde esos elementos no tienen tanta importancia. Recitó algunas cifras relevantes:

Sólo el 20% de la audiencia digital del Post llega al home page; el 80% proviene de redes sociales, buscadores y boletines por correo electrónico.El 70% de los usuarios digitales acceden al Post a través de sus móviles, mayormente los smartphones. La edición impresa pierde suscriptores rapidamente -el editor de ProPublica publicó cifras que muestran una pérdida de casi un cuarto del total en sólo dos años- mientras que la audiencia digital está creciendo a un ritmo brutal.

Por todo eso, el Post ha abrazado las nuevas realidades al apostar por difundirse en redes sociales y por diseñar sus contenidos especialmente para desplegarse en dispositivos móviles. Algunos opinan que este tipo de estrategia representa una rendición a las grandes plataformas tecnológicas como Facebook, Google, Microsoft, Apple y los demás. Emily Bell de Columbia University ha reflejado bien esta postura en una conferencia reciente.

Mejores titulares

A veces los periodistas nos tomamos demasiado en serio a nosotros mismos, opinó García-Ruiz, lo que nos lleva a equivocarnos en cosas sencillas como la redacción de un titular, elaborando sin darnos cuenta cuales textos son aburridos y que no enganchan a los lectores. Presentó un ejemplo de una oportunidad perdida, la historia de una mujer cuyo marido en Australia contrató a algunos asesinos para que viajaran a África y mataran a su esposa, de la que sospechaba por infidelidad.

En opinión de García-Ruiz, la BBC tituló de forma demasiado blanda al hablar de “sicarios de principios”. Igualemente aburrido fue el titular de un periódico en Australia que destacó el hecho de que el marido estaba en la cárcel en Melbourne. Para él, en contraste con esos ejemplos, el titular en el Post sintetizó perfectamente los elementos claves: Una esposa se cuela en su propio funeral, terrorizando a su marido, que pagó para asesinarla.

Atrajo a 7 millones de páginas vistas, el tráfico más alto por una historia desde la inauguración del medio digital. No le importaba a García-Ruiz que la historia proviniera de un servicio de noticias y no de la redacción del Post. Lo importante era hacerla lo más interesante posible. A su juicio, ser popular y acoger las nuevas realidades no es un pecado, especialmente cuando los métodos tradicionales no funcionan más. La audiencia en Huesca se mostró muy receptiva a los mensajes del director del Post digital, y lo rodeó con numerosas preguntas tras la conferencia.

Washington Post.

Washington Post.

Washington Post.

Washington Post.

Emilio García-Ruiz, el director responsable de la edición digital del Post.

Emilio García-Ruiz, el director responsable de la edición digital del Post.