Personajes de un Periodismo de Alto Impacto

Dada la dimensión pública del oficio, el periodista es susceptible de convertirse con facilidad en una figura popular, digna de ser admirada por el público. En los medios audiovisuales, esa notoriedad se multiplica, las figuras televisivas alcanzan el mismo renombre que los políticos más destacados o las estrellas del espectáculo. 

Por: Alvaro López #MundosDigitalesICONO. Sin embargo, dejando al margen la fama más o menos pasajera que la pequeña pantalla concede a quienes en ella aparecen, los periodistas de mejor reputación son aquellos que, a través de años de experiencia, consiguen aportar a la sociedad una nueva perspectiva de esa realidad que también pretenden mejorar. Sea por su perspicacia o por el talento demostrado al contar los hechos, los periodistas ilustres son aquellos que despiertan la confianza en los lectores o espectadores. Su credibilidad, unida a los rasgos personales de su tarea, hacen de ellos figuras clave a la hora de encauzar las corrientes de opinión. Otro modo de alcanzar ese renombre deriva de su pericia narrativa, sea como buenos escritores o, a través de la expresión hablada, como presentadores televisivos o radiofónicos.

El recuento de los periodistas de importancia en España comienza por Francisco Mariano Nipho, el más insigne informador del siglo XVIII. También gozaron de gran popularidad dos escritores periodísticos del siglo XIX, Mariano José de Larra y José María Blanco White. Esa doble condición de literato y periodista cabe asimismo aplicársela a Pío Baroja, que fue corresponsal, y a Emilia Pardo Bazán. Ya en el siglo XX, redactores como Julio Camba o César González Ruano alcanzaron una calidad sobresaliente en sus crónicas. Asimismo, pasaron del periodismo a la literatura Ramón J. Sender, Juan Goytisolo, Juan Ignacio Luca de Tena, Torcuato Luca de Tena, Néstor Luján, Juan Marsé, Daniel Sueiro, Arturo Pérez Reverte y Antonio Muñoz Molina, entre otros.

Álvaro Cunqueiro, extraordinario narrador en los idiomas gallego y español, dirigió El Faro de Vigo, donde escribió páginas periodísticas memorables. También destacado escritor, Rafael Dieste fue secretario de redacción de El Pueblo Gallego y fundó La Hora de España en 1938. En los países de habla hispana, hay numerosos ejemplos de periodistas de acreditado prestigio, que en algún caso han llegado a dar la vida cumpliendo con su misión informativa. Uno de los más conocidos periodistas de principios de siglo, el guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, desarrolló parte de su carrera en España. En Chile, el prestigioso Ricardo Latcham colabora en La Nación y El Diario Ilustrado. También chileno, Carlos Droguett cuenta en su haber con importantes páginas informativas. El periodismo boliviano tiene, entre sus firmas más conocidas, a Óscar Alfaro, Augusto Céspedes, José Fellman Velarde, Néstor Terán, Jorge Suárez y Adolfo Costa du Rels. En Guatemala, Manuel José Valladares es un considerable periodista contemporáneo.

El caso de Francia es menos espectacular, aunque el periodismo francés de este siglo presente colaboradores tan prestigiosos como Antoine de Saint-Exupéry y, ya en la actualidad, profesionales de mérito, menos conocidos, como Alain Gresh o Monique Chemillier-Gendreau. Lo mismo cabe decir del periodismo alemán, cuya última generación profesional cuenta con redactores como Martina Fietz, Dankwart Guratzsch, Michael Lüders y Reiner Gatermann. Más tarde, a mediados de los setenta, Bob Woodward y Carl Bernstein renuevan el periodismo de investigación con su extraordinaria serie de reportajes, que desencadenó el escándalo “Watergate” y costó la presidencia al presidente Nixon. Y a partir de los años ochenta, los periodistas televisivos toman el relevo, con formatos atractivos, sorprendentes y muy populares.

Estos hombres (En la imagen del COVER) dieron formación al periodismo en México, marcando la pauta a seguir para muchos otros. Otra categoría, pero no menos importante, son los comunicólogos o comunicadores quienes se enfocan en informar y entrevistar, muchas veces sin profundizar en los hechos. María del Carmen Aristegui Flores.- Ésta es una periodista originaria de la Ciudad de México Distrito federal, estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México, cursando la carrera de comunicación; su carrera comenzó en la ya extinta IMEVISIÓN, que fue vendida y convertida en la Actual TV AZTECA. Su carrera se enfoca a la investigación político-social, indagando en la vida privada de funcionarios y su vínculo con la sociedad.

#LosPeriodistas
#PeriodismodeAltoIMPACTO
#ElPERIODISMO
#Periodismo
#PrensaComunicaciónyPERIODISMO

#CátedrasdePERIODISMO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s