Editoriales de GONZALO LEAÑO REYES…

001 SS Fco en México BigCover

LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO CONMOVIÓ A MEXICO

03 12 2016 Gonzalo Leaño Reyes

La visita del Papa Francisco conmovió profundamente a nuestro país, desde el momento de su arribo a la Ciudad de México hasta el momento de su partida desde la fronteriza Ciudad Juárez. Esta no es la primera visita de un sumo pontífice de la Iglesia Católica a México, sino la séptima que un Papa realiza a nuestra patria, cada una de ellas en su momento tuvieron un impacto importante en la vida de nuestros compatriotas

Sin embargo la visita de su santidad Francisco, que acaba de concluir, ha sido la más conmovedora e impactante de todas las anteriores, no sólo por la duración de la misma, sino por la gran variedad de temas, lugares y personas a las que el Papa tuvo acceso en su visita; por la amplia cobertura mediática que se le dio al evento, y por los millones de personas que vieron y escucharon sus mensajes, sermones, homilías, consejos y hasta bromas y confidencias mezcladas con un profundo sentido de la realidad y de la verdadera situación de nuestra patria.
El Papa vino a México y con entera libertad dijo lo que él quería decir, no eludió tema alguno, ni censuró, ni descalificó a personajes, grupos e instituciones, sino que señaló los más graves problemas que enfrenta México, principalmente señaló la violencia, la corrupción y el narcotráfico como los más graves problemas que enfrenta nuestra patria.

A los gobernantes les pidió seguir trabajando con honradez y honestidad y sin ceder a la corrupción y el chantaje de los grupos criminales principalmente del narcotráfico que corrompen a nuestra juventud. A los políticos les pidió honradez; a los obispos y sacerdotes los exhortó a no claudicar ni traicionar su misión apostólica; a los empresarios, a no explotar a los trabajadores, y a la sociedad en general, evitar el afán de lucro y enriquecimiento. A los campesinos y obreros los exhortó a cumplir con sus responsabilidades; a los hijos y jóvenes, a respetar a sus padres; a las familias, esposos y esposas, a no termi­nar su jornada sin haberse reconciliado si hubiera habido algún problema o dificultad entre ellos.

03 12 2016 Gonzalo Leaño Reyes2

El Papa habló del amor a Dios, de la paz, el respeto y sobre todo de una total fe en Dios y de su profundo amor por la Virgen de Guadalupe. Fue precisamente en la basí­lica al pie del Tepeyac donde inició su amplio peregrinar por nuestra patria. El Papa Francisco no se condujo como un líder de­magogo o populista, en busca de votos o reconocimiento, sino como un auténtico pastor de la grey católica, apos­tólica y romana, que constituye la mayoría de feligresía religiosa de México.

03 12 2016 Gonzalo Leaño Reyes3

El resultado positivo de esta visita papal está todavía por observarse, el tema central ha sido el llamado a la unidad, la responsabilidad, el trabajo honesto y la lucha frontal contra la corrupción, el narcotráfico, el vicio y la desunión de los mexicanos, el renacimiento moral y es­piritual de nuestro México, la preservación de la familia como núcleo esencial de la sociedad, de la paz, la armo­nía, la caridad y el amor a Dios y a nuestra patria.

001 SS Fco en México BigCover2
La visita de Francisco a México
Anuncios

Lo que sí dijo Francisco…. Fragmento E.Toussaint

02 23 2016 Lo que si dijo Francisco E.Toussaint 01

Corrupción y el alto clero

Y sí, el Papa habló de corrupción. La revisión de los discursos de Francisco nos arroja una realidad: no hubo homilía que no contemplara alguna mención sobre la corrupción. E hizo una crítica, inédita, a los atavismos del alto clero mexicano, a su propensión endémica a privilegiar a los poderosos y a distanciarse de los más necesitados. Un regaño en toda la extensión de la palabra, un correctivo en el que el Papa decidió empeñar el discurso más longevo de su visita. “Sean por lo tanto obispos de mirada limpia, de alma transparente, de rostro luminoso. No le tengan miedo a la transparencia. La Iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar. Vigilen para que sus miradas no se cubran de las penumbras de la niebla de la mundanidad; no se dejen corromper por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa; no pongan su confianza en los “carros y caballos” de los faraones actuales, porque nuestra fuerza es la “columna de fuego” que rompe dividiendo en dos las marejadas del mar, sin hacer grande rumor”.

¿Cómo interpretar que el Papa haya dedicado su discurso más largo y punzante a la realidad interna de la iglesia y la actitud de los obispos mexicanos? Una señal clara de que Francisco percibe que el problema se encuentra en casa, de que eran momento de revolver las aguas a su interior y dar un correctivo de magnitud. Su mala relación con el Cardenal Norberto Rivera y con buena parte de la cúpula eclesiástica en México, quedó de manifiesto durante prácticamente toda la visita.

El medio ambiente, por último, fue también una prioridad para Francisco. Desde la encíclica “Laudato Sí”, el Papa ha buscado que la naturaleza se convierta en una referencia de su papado. La naturaleza como sujeto, alejándose de las visiones positivistas que reinaron en la Iglesia Católica y que le negaban sustancia de derecho a la naturaleza. Se veía la condena del capitalismo global, y su ulterior impacto en el medio ambiente, como algo de marxistas renegados, izquierdistas sin remedio. Así lo dijo el Papa en México: “Frente a estas formas, la creación también sabe levantar su voz; esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que “gime y sufre dolores de parto”. A muchos grupos conservadores les gustaría que el Papa hubiera dedicado horas a hablar del aborto, de las amenazas del homosexualismo y de la relatividad moral, pero el medio ambiente es un tema que une, no que separa, y que abona a la ruta de conciliación que plantea el Papa.

02 23 2016 Lo que si dijo Francisco E.Toussaint 02

El Papa no dejó conforme a los extremos. Las inconformidades por lo que no dijo el Papa son manifiestas, sin embargo es difícil pensar en algún tema, estructural de nuestro país, que Francisco haya esquivado. Incluso, la visita del Papa a la tumba de Samuel Ruiz fue también un gesto de reconciliación con esas miradas alternativas al interior del catolicismo, muchas veces vilipendiadas y juzgadas severamente por el alto clero nacional y por el Papa Juan Pablo II. Corrupción, pobreza, desigualdad, marginación, explotación y despojo, todo estuvo en el discurso de Francisco. El Papa no cedió ante una exigencia de politización de su visita y apostó por un mensaje que mezcló correctivos y esperanza, relevancia sobre coyunturalidad. Nos hubiera gustado verlo con las víctimas de pederastia o con los familiares de los desaparecidos, lo cual no nos debe llevar a pensar que el Papa no se puso del lado de las víctimas y los débiles, en San Cristóbal de las Casas o en Ciudad Juárez. Decir que el Papa vino a decir nada, es un reduccionismo que no se ajusta a la realidad.

02 23 2016 Lo que si dijo Francisco E.Toussaint 03

cropped-colage-2015.jpg