Premios de Periodismo 2012

Banner Premios FIL 2012Premio Fdo. Benitez FIL 2012 Periodismo Cultural

Premio-Fernando-Benitez

Premio Fdo. Benitez FIL 2012 Periodismo Cultural 2

LA JORNADA: Dentro del programa de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara este año, ayer por la noche se llevó a cabo el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez, que en su edición 2013 recayó por primera ocasión en la historia del galardón en un fotógrafo, el mexicano Rogelio Cuéllar, quien visiblemente emocionado y, como aclararía Raúl Padilla al final del evento, con “unas copas” encima, reconoció que es la primera vez que se hallaba “del otro lado”, eso es, de cara a las cámaras.

Cuéllar, quien estuvo acompañado en esta celebración por los escritores Andrés de Luna, Federico Campbell y David Martín del Campo, se dio el lujo de bromear en repetidas ocasiones y llamar “rector” a Raúl Padilla, lo mismo que citar a García Márquez y, de manera inesperada, interrumpir –brevemente– el acto protocolario para “ir a hacer chis”.

Con todo, nada detuvo un festejo en el que su amigo Federico Campbell que, aclarando que debía atenerse a su memoria, refirió que la trayectoria del fotógrafo “es una escritura de México” que se manifiesta en “el rostro de sus creadores”; así, el homenaje destaca una labor en la que Cuéllar ha dejado constancia de la evolución de un país, en una tradición que va de Manuel Álvarez Bravo a Héctor García.

Para Andrés de Luna, el premio al fotógrafo es “más que merecido” y, asimismo, señaló que “desde el principio, en el acto mismo de encuadrar”, Cuéllar “busca un sentido”; en este mismo tenor, llamó al artista de la lente “un fotógrafo de la vida” que permite “la entrada al torrente de imágenes que le rodean”, en un proceso creativo donde “todo se conjuga”, especialmente su “atrevimiento plástico”.

Por ello, asegura De Luna, este “maestro en el arte del retrato” trabaja en lo que llamó un ejercicio de “memoria plena” que se lleva a cabo con “virtuosismo” pues, de modo sobresaliente, el fotógrafo hace conexión con su modelo y “se sumerge en su vocación íntima”; de esta manera, concluyó diciendo –en velada alusión– que Cuéllar “sólo plagia los llamados de su conciencia”.

Por su parte, David Martín del Campo evocó los días en los que compartió estudios con Cuéllar en la UNAM; además de las anécdotas, sugirió un ejercicio de imaginación para elucubrar acerca de las probables motivaciones del artista cuando niño, pues sus primeros juguetes fueron fotogramas de antiguas películas.

De igual forma, como “uno de los retratistas más encumbrados del siglo XX y lo que va del XXI”, estableció el escritor, en el futuro “sus carpetas” –vaticinó– habrán de “obligar” a abrir un nuevo espacio para él en el Archivo General de la Nación o bien un museo exclusivo que albergue su trabajo.

Al tomar la palabra, Cuéllar agradeció a la feria y solicitó “hacer un silencio de reconocimiento” por los 26 años que la FIL tiene promoviendo la lectura; de igual manera, afirmó no tener “un premio” sino, más bien, “un compromiso” pues, aunque “está bien recibir este galardón a mis 62 años”, tal detalle significa mucho pero, sobre todo, que “voy a seguir trabajando”.

Finalmente, Padilla concluyó la ceremonia aclarando que si bien la FIL es un evento “con normas y reglas, no dice en ningún lado que un homenajeado no pueda tomarse unas copas para disfrutar mejor de su homenaje”.

Premio Fdo. Benitez FIL 2012 Periodismo Cultural 3

Entrevista / Rogelio Cuéllar / Reta al destino

Perfil 12. Sigue Rogelio Cuéllar la intuición y se convierte en fotógrafo en vez de carpintero o mecánico, profesiones donde hubiera sido el mejor

Yanireth Israde

(2 diciembre 2012).- Instinto puro. Rogelio Cuéllar, el fotógrafo que recibe el homenaje de Periodismo Cultural Fernando Benítez de la FIL cambió, a pulso de intuición, un destino que lo colocaría quizá entre motores, como mecánico, o entre lijas y aserrín. “Igual hubiera sido el mejor carpintero”, dice.

El autor de más de mil imágenes, entre ellas retratos de Rufino Tamayo, Jorge Luis Borges, Elena Poniatowska, Carlos Fuentes y Francisco Toledo no reposa.

Prepara el café, busca algún libro, hurga entre sus miles de fotos, muestra una cámara o un folleto de su primera exposición a los 20 años en la Escuela Preparatoria de Salamanca. Se titulaba “La vuelta al mundo en 80 rollos”, con un texto que le dedicó Ricardo Garibay.

Cuando al fin se sienta frente a una mesa pequeña, sin libros o carpetas fotográficas que la desborden como ocurre con el resto de los muebles, se acuerda del joven que fue, el que estudió en la Academia de San Carlos para convertirse en pintor. 

¿Qué le diría 40 años después? ¡Ay!, que por qué no comenzó antes haciendo fotografía y que qué bueno que no creyó en el destino.

¿Por qué? Porque la vida se forja de voluntades y apoyos.

¿Cuál era ese destino? Es que yo no tuve ningún bagaje cultural familiar. Igual hubiera sido el mejor carpintero. Si hubiera sido mecánico lo mismo.

¿Y de dónde la vena artística? Hay una sensibilidad natural. Pero encontré muchos apoyos. No los busqué, y los sigo teniendo. Mi primera exposición fue porque Daniel Castro del Valle, un estudiante de periodismo de la escuela Carlos Septién García.

Regresó, como le aconsejó la intuición. Estudió cine -además de periodismo- y las películas de Bergman ya no lo intimidan. No quería volverse cineasta: le interesaba abrevar del lenguaje cinematográfico para reflejarlo en sus imágenes. Se convirtió, eso sí, en cinéfilo, incluso instaló una pantalla de televisión en su estudio, donde no pasa un día sin que vea una cinta.

Un tirón en la médula espinal le indica cuándo disparar la cámara. Electricidad de alto voltaje.

“Muchos me ven y están haciendo cosas, pintores o escritores voltean hacia la eternidad o hacia el futuro o hacia el pasado. Al momento que quiero la foto, les digo: ‘¡mírame!’. A veces tengo la Hasselblad en la cintura y me dicen ‘¿a dónde miro? ¿hacia la cámara?’. No: a mi mirada. En ese momento, físicamente, hay una corriente eléctrica que se siente hasta acá (se toca las vértebras). “

Esa lección la aprendió con Borges, cuando el escritor argentino, casi ciego, visitó México.

“Cuando veo mi trabajo actual, digo ‘¡qué maravilla que no he perdido la capacidad de emocionarme!’. Cuando hago clic, digo ‘¡qué hermoso!'”.

‘Cuando veo mi trabajo actual, digo ¡qué maravilla que no he perdido la capacidad de emocionarme!’

Rogelio Cuéllar {qué lindo soy, qué bonito soy…

00 Informador 2010

Premio Periodismo Jalisco 2012 Ramon Hdez. Salmerón

Con 159 trabajos periodísticos, el Consejo Directivo del Premio Jalisco de Periodismo 2012, en la decimoséptima edición, anunció a los ganadores en las diferentes categorías: prensa escrita, radio, televisión, periodismo digital, estudiantil y a la trayectoria periodística. Los trabajos evidencian desde problemas ambientales, situación por la que atraviesan los indígenas mexicanos, sobrevivencia de desaparecidos, hasta una análisis de los libros de autoayuda.

Cada uno de los integrantes dio a conocer en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) a los periodistas ganadores: en Prensa Escrita fue para el reportaje titulado “Caballeros, princesas y ratones: una fábula de nuestras lecturas” de Jonathan Lomelí López, de la revista Magis del ITESO. El jurado estuvo integrado por Manuel Baeza, Manuel Camarena y Carlos Puig.

  • En la categoría de Radio, para Edna Leticia Jaramillo Zúñiga, de Medios UdeG noticias de la Dirección General de Medios de la Universidad de Guadalajara (UdeG), con el serial “Indígenas… Olvido que duele”. El jurado estuvo integrado por Luis Alberto Medina, Felipe Guerrero y Javier Solórzano. 
  • En Televisión, fue para el periodista de canal Ocho TV, Leonardo Schwebel con el reportaje “Sobrevivencia desaparecidos”. Para esta categoría los jurados fueron Alberto Tinoco Guadarrama, Jaime Ituttí y Daniel Lizárraga.
  • En Periodismo Digital fue para el periodista Sergio Hernández Márquez, con el reportaje titulado “Cocodrilos y humanos, la difícil relación en Puerto Vallarta”, de la página web http://www.verdebandera.mx. El jurado fue Cristian Alarcón, Judith Morán y José Miguel Tomacena.
  • El ganador de Trayectoria Periodística, por seis décadas de entrega al periodismo, a Ramón Hernández Salmerón, del periódico El Informador, quien recibirá la estatuilla de “El Despertador Americano”; mientras que los estudiantes de la Universidad del Valle de México (UVM), Germán Ortega García y Juan Pablo Rivera Buenrostro, con el reportaje “La vida de un creyente de La Luz del Mundo”.

Anuncios

2 Respuestas a “Premios de Periodismo 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s