Diarios olvidados en el Museo del Periodismo

Unos cuantos periódicos no conforman una hemeroteca, de ahí que el proyecto que se tiene en el caso de la colección con que cuenta el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas (Mupag) es que forme parte de una biblioteca. Ésta estaría dedicada a temas de gráfica y periodismo cultural, de acuerdo con las declaraciones de Sandra Carvajal, directora de la Coordinación de Museos, Bibliotecas y Centros Culturales de la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara.

Aunque existe un salón que funciona como “pequeña biblioteca”, donde se pueden consultar algunos textos y participar en las mesas redondas que también se celebran ahí, este “artero de periódico viejo”, como lo define Carvajal, tendrá un mejor uso. Asegura que “es mucho más interesante el contenido que le vamos a dar con los otros documentos y que todo el mundo tenga acceso a ello, porque finalmente queremos que los periodistas estén presentes ahí con su trabajo”.

“No me atrevo a decir que sea un archivo”, señala la directora de la Coordinación de Museos, Bibliotecas y Centros Culturales de la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento tapatío en relación al conjunto de diarios del Mupag, que entiende que se trata “de periódico guardado, pero no funcionaba como hemeroteca”. No obstante, “el proyecto está para tratar periodismo cultural local, gráfica, fotoperiodismo y periodismo cultural”.

No se sabe con exactitud el número de ejemplares resguardados en el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas, pero su directora, María Inés Contreras, menciona que son ediciones “muy antiguas, desde tiempos del presidente Lázaro Cárdenas, de periódicos como El Informador, entre otros”.

Antes de que el proyecto de abrir la biblioteca con los periódicos vea la luz, “primero tendrán que tener un proceso de cuidado para mostrarlos”, subraya María Inés Contreras, por lo que se contará con el asesoramiento de expertos de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO).

Por su parte, fuentes de esta institución afirman que no está colaborando actualmente con el Mupag y que sólo Lucrecia Vélez, maestra encargada de impartir la materia de papel en la ECRO, participó en el año 2010 con una conferencia sobre ese mismo tema en el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas.

El proyecto de la creación de la biblioteca, el cual aún no tiene fecha para su adaptación en el inmueble, está previsto realizarlo dentro del área de libros con el que ya se cuenta. En cuanto a la materialización de una hemeroteca, María Inés Contreras afirma que “sería complicado por cuestión de logística”.

Además de los periódicos que se tienen, también formarán parte del nuevo espacio los libros que han salido de los talleres y cursos que continuamente ofrece el Mupag, “como los de la charla Entre tinta y papel de los creadores gráficos y poetas; ellos mismos nos están dando el material”, comenta Carvajal.

Porque aunque hasta ahora eran “sólo tristes periódicos olvidados” lo que había en el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas, “ya están en orden”, de acuerdo con la funcionaria.

Las interrogantes son: ¿Cómo es posible que en el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas se olviden de los periódicos? ¿Por qué no tener una hemeroteca con los pocos o muchos diarios que guarda el Mupag?

Recorrido histórico

Conocido como la Casa de los Perros, por las dos estatuas de pointers que adornan las cornisas de la antigua construcción en la que se inauguró el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas el 11 de agosto de 1994, el espacio resguarda diferentes materiales publicados en los años de 1700, incluido El Despertador Americano, considerado el primer periódico independiente de América.

En 1792, en el solar que hoy ocupa el museo empezó a funcionar la primera imprenta que hubo en la ciudad, propiedad de Mariano Valdés Téllez Girón, hijo de Manuel Antonio Valdés, impresor de laGaceta de México. Publicaron los primeros impresos tapatíos, a partir de diciembre de 1810, bajo la dirección de Francisco Severo Maldonado y, por iniciativa de Miguel Hidalgo y Costilla, se dio a la estampa el primer periódico insurgente, El Despertador Americano. (Guadalajara • Redacción.)

Guadalajara • Miriam Pulido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s